En un momento en que la escena musical chilena ofrece alternativas de exploración en diferentes estilos, nuevamente una gitana nos sorprende, como ya lo hizo en estas páginas digitales en 2013.

Kali Mutsa, el alter ego musical de Celine Reymond lanzó su nuevo disco Mesmer y nos sacudió los oídos.
Mesmer (homenaje al doctor Franz Mesmer, especialista que fue uno de los pioneros en la curación espiritual de los cuerpos), tiene mucha influencia de la sonoridad de las películas de los años 40 y 50. Editado bajo la etiqueta británica ENDMK, es un paso adelante en la experimentación de la artista audiovisual chilena.

Cerca de cumplir 100 años, ¿cómo defines la evolución de Kali Mutsa en este disco?

Estoy en proceso de encontrar un sonido, pero no creo que haya llegado a este y tampoco si existe el definitivo, tengo muchas ganas de seguir experimentando con la música y de que sea un proceso que me lleve a un aprendizaje profundo, no solo musical, sino que visual, vocal y performático (sic) .

¿El vuelco al sonido más electrónico tiene que ver con una apuesta más internacional de Kali Mutsa?

Quiero llegar a tocar en Asia , pero la razón del sonido más electrónico tiene que ver con mis gustos y con la manera que tengo de esbozar mis maquetas que es a través de un software llamado Ableton Live, mi búsqueda va por lo electrónico, sin perder la textura que dan los instrumentos y eso se logra gracias a los samplers.

Kali ya tuvo experiencias en diferentes festivales musicales, como Lollapalooza, ¿habrá nuevas apariciones en eventos de este tipo?

En septiembre me presentare en un festival en Colombia , pero prefiero no adelantar nada porque aún no lanzan las bandas que participaran oficialmente .

Hace poco hiciste el lanzamiento del disco, ¿porqué elegiste el Fabiano Rossi?

Por lo hermoso de su escenario, tiene una luz propia y su batería de luces ochenteras, espejos, estatuas de caballos plateados, pantalla Led, bar de madera y una estética que para mí define mucho lo que como Kali Mutsa quiero mostrar, ahí se pueden realmente hacer shows, espectáculos, en que lo visual es importantísimo por razones obvias.

¿Cómo va la convivencia de Kali con su alter ego Celine, hay mucho conflicto interior o la relación en fluida y cordial?

Yo soy Kali Mutsa, sólo es mi manera de esconderme y de tener la excusa para montar un show hipnótico en el que la magia es un componente importante, o al menos quiero que así sea. Por eso necesito despegarme de la imagen la actriz de la tele que también soy yo obviamente. Digamos que tengo una doble personalidad muy bien delineada.

¿La música de Kali Mutsa se podría definir como multi sensorial, cómo trabajas las sensaciones y el trabajo visual de cada show?

Es algo que pienso mucho y que está todo el tiempo despierto en mi mente, la textura del disco y la cantidad de capas sonoras que tiene se la dieron mis grandes productores Erasmo Parra y Pablo Stipicic y viene de samplers de películas antiguas en donde se usaban grandes orquestas con miles de músicos para musicalizar los sentimientos. Siempre invito a trabajar a gente que se apasiona con lo que le propongo y que ama su pega obviamente.

¿Próximos proyectos?

Quiero hacer el video clip de El ojo interno, una canción que hice en colaboración con Maria Magdalena, me gustaría hacer una gira por Chile ojalá en diciembre, dentro de poco me voy a Colombia y el resto son secretos que no se cumplirían si los contara.

*Mesmer ya está disponible en formato digital en Itunes:

Comentarios

comentarios