Se trata del decimocuarto disco en la carrera de Madonna (60), después de “Rebel Heart”, que llegó a las tiendas en 2015, y el primero desde que trasladó su residencia a Portugal a fines de 2017.

Estaba previsto para el último trimestre de este año, pero el nuevo disco de Madonna no verá la luz hasta 2019, según lo ha confirmado la cantante, que asegura que su trabajo estará fuertemente influenciado por su nueva vida en Lisboa.

La artista confirmó que el disco saldrá el año próximo en una entrevista con la publicación especializada en moda Women’s Wear Daily (WWD) de la que se hizo eco la prensa portuguesa, ansiosa por saber cuánto de su cultura estará presente en este nuevo álbum.

“Estoy finalizando mi disco, que lanzaré el año próximo”, señaló la cantante, que no ofreció más detalles de este nuevo proyecto.

Será el decimocuarto disco de su carrera después de “Rebel Heart”, que llegó a las tiendas en 2015, y el primero desde que trasladó su residencia a Portugal a finales de 2017, un cambio al que han tenido que adaptarse tanto la familia de la cantante como los propios lisboetas.

“Conocí a muchos músicos fantásticos y trabajé con muchos de ellos en este nuevo disco. Lisboa influyó en mi música y mi trabajo. No podría ser de otra forma. No sé como conseguiría pasar un año (en la capital lusa) sin absorber algo de esa cultura”, dijo en una entrevista reciente a Vogue Italia.

Madonna, que se trasladó para que uno de sus hijos entrenara con el equipo de fútbol del Benfica, es una de las estrellas que se ha instalado en los últimos tiempos en la capital portuguesa, donde también tienen casa Monica Bellucci y Michael Fassbender, entre otros.