El humo parrillero alertó a Diego, quien salió curioso a mirar desde su ventana. En una terraza, el mítico Rubén Blades asaba una carne mientras le señalaba a Torres —después de poner otro plato en la mesa— que el séptimo día de la semana es para celebrar. Así transcurría una escena del videoclip ‘Hoy es domingo’ primer single del nuevo disco ‘Buena vida’ del argentino. “La canción es un relato medio autobiográfico, de cómo uno vive ese día. Por ejemplo, en mi casa lo paso con mi familia, cocinando una carne o tomando un vino. De ahí la letra y el video”, cuenta a CARAS el trasandino.

El panameño Rubén Blades —primera influencia de la música centroamericana que tuvo Diego— ahora lo acompaña en un perfecto dúo a punta de estilo caribeño. “Cuando escribí Hoy es domingo, justo me había cruzado con Rubén en un homenaje a Serrat en los Grammy. Le mandé la canción y le encantó la idea. Es un honor tenerlo”.

Fueron cinco años sin que Torres lanzara nuevo material y está feliz con este regreso, que se materializará el próximo nueve de octubre, cuando lance este disco de 11 memorables canciones que —en sus palabras— rinden homenaje a la simplicidad y complejidad de nuestra existencia.

Wp-diego-torres-450

“La vida tiene momentos buenos y malos y uno está ahí en el medio. Mi hija llegó después de haber perdido a mi padre y esa es la demostración perfecta de los ciclos de la vida. Realizando una reflexión, creo que la vida me ha dejado mucho más de lo que me ha quitado, y eso se refleja en el título del álbum”, cuenta en relación a la nueva propuesta que nacerá en un mes redondo. El 15 de octubre entrará al Salón de la Fama de los Compositores Latinos, en Miami, donde el año pasado tuvo la suerte de participar en un homenaje a Gardel. “Es un premio muy lindo y por supuesto, muy importante para nosotros los compositores”, señala en tono introspectivo.

“Claro que sí, vamos a ir”, dice Diego cuando le preguntamos si visitará nuestro país. En octubre o noviembre, en gira o en concierto, lo claro es que sí pisará tierras chilenas. Mientras tanto y a la espera del lanzamiento, solo disfruta el presente. “No estoy pensando mucho en el futuro. Cuando uno tiene una hija, vives el día a día con una intensidad que no te permite mucho ni mirar para adelante ni para atrás. Deseo disfrutar de mi familia, la música y mi oficio de actor”, señala el artista que también quiere dedicarle algo de tiempo a la actuación en Argentina, donde —confiesa— tiene un proyecto de una película para 2016.

Torres promocionó la primera canción de su álbum a través de su Instagram, invitando a sus seguidores a subir fotografías de su domingo con el hashtag #HoyEsDomingo e #IgersBsAs (comunidad instagramer de Buenos Aires). Y no para. El cantante tiene más de un millón 800 mil seguidores en Facebook y casi cuatro millones en Twitter, plataformas que utiliza constantemente. “Las redes sociales me permiten estar en contacto con la gente en ese ida y vuelta. De la misma forma es bueno que nuevos artistas puedan darse a conocer allí sin necesitar a una multinacional. Creo que estamos viviendo toda esa transformación”. 

Y si de cambios se trata, el 2013 fue un año especial. Junto a su pareja Débora Bello fue padre de Nina, quien cambió su vida para siempre. Aquí estoy yo —una de sus nuevas canciones— refleja el remezón emocional que aún vive. “Es una canción que escribí sobre el reencuentro entre un padre y una hija. Es un poco biográfica, pero también refleja lo que le pasa a todo ser humano que vive la experiencia de esa mirada única, de ese encuentro”, cuenta a los 44 años este hombre que siempre tiene las puertas abiertas de su casa a los amigos y a la familia. Claro, domingo toda la semana.