Hace casi dos años conversamos con Denise Rosenthal en el momento preciso, le quedaban los últimos toques a “Fiesta“, su último disco de larga duración y el primero de la nueva etapa de esta multifacética artista que se hizo conocida muy joven en televisión y que ha sabido alternar su carrera musical con la actuación en el cine y la pantalla chica.

En un conocido rincón de Providencia, nos juntamos con Denise, quien tras algunas cuadras de pedaleo nos regaló un espacio en su apretada agenda.

¿Que ha pasado en estos dos años desde la última vez que nos vimos?

He aprendido mucho, todos los caminos dejan experiencias enriquecedoras. He crecido un montón, me he dado cuenta de muchas cosas, he tenido un proceso personal súper intenso y bonito. Siempre tengo la necesidad de saber más y aprender más. Ahora, por ejemplo, estoy estudiando piano.

¿Sientes que hoy ya no se discute si cantas o no? Es algo de lo que se habló en un comienzo

Siempre nos van a cuestionar (a algunas cantantes). En todo caso todavía pasa, pero no tengo mucho más que hacer, la gente que realmente va a estar interesada, siempre va a tomarse el tiempo de descubrir quien es realmente D-Niss y la que no, va a opinar que canta mal, se viste mal, que debería hacer esto , que está jugando con su cuerpo. Pero ya me hecho el cuero grueso ante críticas sin fundamento y que son en base al odio y al resentimiento.

¿Cómo te tomaste el hecho de haber sido noticia por el vestido en Viña y por un viral tuyo donde apareces bailando “la colita”?

Mucha gente se acerca a mí y me dice, “Ay Denise que bacán ser tú, que bacán que despiertes interés a medio Chile”, la típica mina que le gustaría ser el centro de atención… Vivimos en una sociedad muy machista. Hubo un minuto en mi vida donde tuve que reprimirme. Si salía vestida de alguna manera o si yo bailaba de otra forma iba a suceder esto o aquello. Cada paso estaba pensado es que no se fuera a mal entender. Había muchas ideas en mi cabeza que no aportaban en nada,

Hoy en vez de reprimir esa esencia femenina o coqueta, opté por aceptarme tal cual era. Yo no bailé “la colita” porque estaba planeado, tampoco lo del vestido fue a propósito. Existen mujeres que usufructúan del cuerpo, pero yo no y jamás lo haría. Y me molesta que esto pase por encima de mi trabajo musical. Para ser un buen músico, tengo que ser mil veces mejor que un hombre.

¿Cómo miras el fenómeno de chicas como Miley Cyrus y Rihanna que muchas veces hacen más noticia por su cuerpo y sexualidad que por su música?

Hay dos cosas, una es provocar y otra es hacerlo porque quieren criticar algo. A mí me gustaría sentarme con sus equipos y tratar de entender cual es el fin de esto. Desde fuera uno puede sacar muchas conclusiones. Yo creo que son productos y me aburrí de la fábrica de salchichas, de la frivolidad y que no están alineadas con lo que yo quiero hacer. Yo hago música popular, es cierto, pero no hay nadie que me diga que hacer.

A propósito de grandes artistas, ¿cómo fue tu experiencia como espectadora en Lollapalooza

Nunca había ido, es un fenómeno bien divertido, están todos como súper arreglados. Y ver las conductas sociales de estos eventos tan masivos, como todos responden a la “moda“. Fui a ver a los Red Hot Chili Peppers y Ellie Goulding, porque a mi novio Bastián le encantaba y fui a verla por él.

¿Rescataste alguna influencia de lo que viste?

Mis influencias hoy van por otra parte. Estoy escuchando mucho a Susana Baca, Mara Portondo, Eva Ayllón, música latinoamericana, afroperuana, afrocolombiana, centroamericana y chilena como Violeta Parra. Mi intención es poder mezclarlo con el rhythm & blues y el hip hop. Sentía que era el estilo que tenía más liviano y necesitaba entender más los lenguajes musicales que tiene el folclor latinoamericano. Me gusta mucho también Calle 13, la fusión que ellos lograron y la mezcla de estilos.

Ahora te presentarás en un show en el Teatro Municipal de Las Condes, ¿habrá algo especial en la esa presentación?

Sí, el 31 de mayo a las 21:00 horas vamos a tener sorpresas, músicos invitados, una extensión de la banda –de los cinco habituales–, vamos a agregar unos bronces y un percusionista así que estará muy bueno.

La invitación está abierta para que puedan apreciar en vivo a esta chica que con mucho esfuerzo trata de mostrar que en Chile, si se puede apostar por hacer pop de calidad.

> Revisa la entrevista completa a Denise Rosenthal para CARAS WEB 

Comentarios

comentarios