“A los 4 años, Carole ya dominaba el piano. A los 15, había dirigido su primera orquesta. A los 17, había escrito su primer número uno (Me querrás mañana). De modo que a estas alturas, todos ustedes se sienten como malos alumnos, yo creo”.

Con estas palabras, Barack Obama presentó a Carole King (71) el 22 de mayo pasado en la Casa Blanca. Y todo el público en la Sala Este estaba contento. Celebraban que Carole se había transformado en la primera mujer en obtener el Premio Gershwin a la Canción Popular que concede la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. No es un galardón muy antiguo. Lo instituyeron recién en 2007. Curiosamente, el primero en ganarlo fue un amigo de infancia de Carole, Paul Simon.

“A los 4 años, Carole ya dominaba el piano. A los 15, había dirigido su primera orquesta. A los 17, había escrito su primer número uno.

“¿Qué le susurró el Presidente de los Estados Unidos antes de subir al podio?”, le preguntó Chris Matthews, de MSNBC, a Carole. Ella reveló: “Me dijo: ‘¿En qué año escribiste Me querrás mañana?’ y, conociendo la fecha de su nacimiento, le respondí que en 1961”.

King es una neoyorquina completa. Nació en Manhattan el 9 de febrero de 1942 y creció en Brooklyn. Carol Klein (su verdadero nombre) proviene de una familia judía; su madre era profesora; su padre, bombero. Ya en los años 50 formó una banda con su amigo Paul Simon. Y pololeó con otro compañero de colegio, Neil Sedaka, quien le dedica la canción Oh! Carol, que fue top ten en 1959.

En Queens College conoció a Gerry Goffin, quien va a escribir las letras de sus canciones. Ella tenía 17 años cuando se casaron en Long Island. Un año después, 1960, consiguen su primer número uno: Will You Love Me Tomorrow (Me querrás mañana), que graban The Shirelles.

Después de este éxito tan espectacular, Carole y su esposo produjeron hits como Take Good Care of My Baby, que cantó Bobby Vee (uno de los famosos baby faces de la época) o The Loco-Motion, que hizo famosa Little Eva, la baby-sitter de la pareja de creadores. La canción llegó al número uno otra vez. (Y también la versión que realizó Grand Funk en 1974.) Había un baile divertido asociado al tema; Grand Funk claramente no lo hace, pero Kylie Minogue sí lo muestra en su versión de 1988.

Después de este éxito tan espectacular, Carole y su esposo produjeron hits como Take Good Care of My Baby, que cantó Bobby Vee (uno de los famosos baby faces de la época) o The Loco-Motion.

A comienzos de los años ’60 lo que tocaba el dúo King-Goffin se transformaba en oro. Tanto así, que los Beatles introducen un tema de ellos (Chains) en su primer álbum (1963). De acuerdo con la Biblioteca del Congreso, Lennon y McCartney lo primero que querían era conocer a Carole la primera vez que fueron a Estados Unidos.

En 1968, Gerry y Carole se divorcian, y ella va a vivir a Los Angeles, donde conoce a James Taylor. Se casó cuatro veces y tuvo cuatro hijos. “Al revisar mis relaciones con los hombres, veo un modelo. De niña, mi fuerte voluntad se oponía con el deseo de complacer a mi padre… Cuando me hice una mujer, buscar la aprobación de un hombre se había convertido en un firme elemento de mi estructura sicológica”, comentó Carole a USA Today en el lanzamiento de su libro A Natural Woman (2012), que alude al hit que consiguió Aretha Franklin: (You Make Me Feel Like) A Natural Woman.

King cuenta sus experiencias sin amargura, dice USA Today, incluso respecto de su tercer esposo, Rick Evers, quien la golpeaba. En una entrevista con Piers Morgan en CNN, Carole explica que se casó con Evers aunque sabía que era violento; ella tenía la esperanza de que lo iba a cambiar. Morgan le pregunta: “¿Qué les dirías a las mujeres que viven una situación así?: ¿que se queden o que se vayan?”. Carole King no responde; grita: “¡Váyanse!”.
Wp-Carole-King-290

El mayor éxito

En 1971 se produjo la mayor sorpresa, con el éxito de su álbum Tapestry, en el que canta sus propias canciones y toca piano. La culpa es de James Taylor: “Yo estaba con él en este pequeño tour universitario y James una noche me dice: ‘Tú vas a cantar Up on the Roof hoy’. Fue una maravillosa transición para mí”, le dijo Carole a la emisora NPR; “desde estar realmente asustada hasta darme cuenta de que el público estaba conmigo”.

De alguna manera, este long-play (Tapiz) le habló directamente al oído a toda una generación. En medio de la locura del rock pesado y la tristeza de Janis Joplin y Jimi Hendrix (recién fallecidos), apareció la dulzura de un vinilo que traía en la tapa a la crespa Carole King con un gato sentada descalza frente a la ventana. “La imagen de la carátula del álbum Tapestry es imborrable para la juventud de la época”, comenta Marco Peña, coanimador del programa Días Felices en UCV Radio, que toca frecuentemente la música de la artista. “Canciones como It’s Too Late, You’ve Got a Friend o Will You Love Me Tomorrow se transforman en la compañía preferida de los enamorados”.

Fue amor a primera vista. Algo tenía ese disco. “El talento de Carole King está en su capacidad de interpretar los sentimientos y sensaciones de todos”, opina Verónica Núñez, la coanimadora de Días Felices.
Se transformó en el disco más vendido de todos los tiempos. Tuvo que llegar Michael Jackson, con Thriller, para destronarlo… Ganó cuatro premios Grammy; entre ellos, mejor canción y mejor álbum.
Wp-Carole-King-193
James Taylor la acompaña en Tapestry, y también (con mucho menos pelo) el 22 de mayo en la Casa Blanca, adonde además cantaron sus canciones Emeli Sandé, Gloria Estefan y Billy Joel.

Carole King disfrutó en la Casa Blanca con Barack Obama. Una ferviente demócrata (hizo campaña por John Kerry), cuando puede les tira pullas a los republicanos. “He visto a republicanos y demócratas tomados de la mano por cinco minutos y doce segundos, exactamente lo que dura la canción You’ve Got a Friend”, bromeó en la mansión presidencial.

Retirada en un rancho en Idaho desde 1977 (rodeada de lobos verdaderos), se involucra en temas como la protección del ecosistema de las Montañas Rocosas y el futuro del agua. El 30 de mayo se presentó en un concierto a beneficio de las víctimas de las explosiones en Boston.

Su nuevo amigo termina la presentación: “Hasta ahora, Carole ha escrito más de 400 composiciones que han sido grabadas por más de mil artistas resultando en más de cien hits. Ha ingresado al Salón de la Fama de los Compositores y al del Rock and Roll Hall. Y esta noche, llega a nuevas alturas, convirtiéndose en la primera mujer que gana el Premio Gershwin a la Canción Popular”.
Y ¿no es bueno tener un amigo cuando la gente puede ser tan fría?