Cuesta elegir cuál de sus cientos de títulos mencionar primero. La cantante más influyente del mundo según la revista Time o la mejor pagada para Forbes, debería ser suficiente. Pero al parecer para Beyoncé Knowles (33), no basta. Después de 16 años como reina del R&B y cinco álbumes de estudio bajo la manga, hoy la ex Destiny’s Child se mantiene aferrada a la cumbre del estrellato tras el estreno del cortometraje Yours and mine, que publicó en su sitio web beyonce.com para celebrar el primer aniversario de su álbum homónimo. Una superproducción en blanco y negro que ya tiene más de 4 millones de visitas en YouTube y que deja de lado a la femme fatale de siempre para dar paso a una mujer sensible que —como pocas veces— hemos visto de ella.

Wp-beyonce-vulnerable-450

El video es una reflexión de su vida como artista, un filme retrospectivo que recopila algunos de sus diferentes videoclips. Beyoncé se muestra sensible, tranquila y muy alejada del título de ‘Queen Be’ (por abeja reina) que la prensa estadounidense le ha otorgado por su eterna presencia como número uno de todas las listas. “Ahora que soy famosa, es realmente difícil hacer cosas sencillas”, con esa frase, se da inicio a los casi 12 minutos que dura el video y que continúa con confesiones del estilo “Cuando te haces conocido, nadie te vuelve a mirar como un humano. Te conviertes en una propiedad del público. No es algo real” y agrega: “Si no fuera por los momentos difíciles que he pasado en la vida, no sería yo”. Beyoncé también se define como feminista pero dice sentirse “asustada por la palabra y todo lo que la gente ve en ella cuando en realidad es muy simple. Es igualdad entre hombre y mujer”. Además, la estrella comparte su opinión acerca del matrimonio, “la gente piensa que uno pierde cosas por casarse, pero no tiene que ser de esa forma. No hay nada más increíble que tener a alguien en tu vida”. Finalmente, la artista camina por la playa mientras lleva en brazos a su hija junto al rapero Jay-Z, Blue Ivy (2) y concluye: “Hay una cosa que es segura: el amor que tengo —por la música, mi marido y mi hija— es algo que durará eternamente”.

Una faceta que el público de la diva no está acostumbrado a ver, pero que la artista comenzó a esbozar en 2013 con el documental autobiográfico ‘Beyoncé: Life is but a dream, que ella misma dirigió. “En un punto de mi carrera sentí que había hecho mucho. Había sido tan exitosa económicamente, pero eso para mí no fue suficiente (…). Es muy fácil perderse en este mundo, que es tu trabajo y se vuelve tu diario vivir” decía Beyoncé en ese entonces. ¿Quién pensaría que la cantante más poderosa del globo también tiene un muro de los lamentos? La verdad es que a sus fanáticos poco les importa la respuesta, ya que hasta en eso, consigue el primer puesto. Billboard lo calificó como “una agradable sorpresa” y hasta Oprah Winfrey confesó haber llorado con el documental por lo “inspirador” que era. 

Wp-beyonce-documental-450

Artista de tomo y lomo. Cantante, bailarina, actriz y empresaria, Beyoncé siempre es la preferida para llegar al top one de los rankings y listas. Acaba de ganarse el título de la cantante con mayor cantidad de nominaciones a los premios Grammy (ha ganado 17, hasta ahora), se espera que lance durante los próximos meses su línea de ropa deportiva con Topshop y hasta ha sido nominada a los Globos de Oro por su papel en Dreamgirls en 2006. 

Así es el suma y sigue de la estrella que ya amasa una fortuna de 350 millones de dólares por sus giras mundiales, discos, películas, contratos millonarios con marcas como Pepsi, documentales y hasta perfumes. Todos sus álbumes de estudio han sido nominados como mejor disco contemporáneo a los Grammy y ha sido nombrada la artista de la década por The Observer y Billboard. En pocas palabras, Beyoncé, no para. Ni las depresiones por las que ha pasado ni los rumores de los últimos años por falso embarazo, supuesto divorcio con Jay-Z y las presuntas deudas que su familia tiene con el Estado de California logran detener a la máquina de dinero en la que la estrella se ha transformado. Hoy, la dueña y señora del primer lugar de la industria musical puede desmentir el dicho ‘todo lo que brilla no es oro’, porque en su caso, es real.