Si fuera como en el fútbol podríamos hablar de uno de los grandes traspasos del año, algo así como una contratación bombástica. Es que la llegada de Axl Rose a AC/DC fue un golpe a la cátedra, un remezón de esos que los rockeros tienen cada cierto tiempo, como cuando Ozzy y Tony Iommi decidieron revivir Black Sabbath o como cuando Plant y Page volvieron a tocar juntos en Led Zeppelin.

Axl Rose ya había golpeado la mesa hace unos meses cuando se confirmó la primera gira de Guns n’ Roses con el cantante y el guitarrista Slash nuevamente unidos. La pregunta es obvia, podrán las capacidades vocales de Axl aguantar una gira doble. Un tipo que durante su vida transitó siempre por el borde, un auténtico rockstar que lidió con los vicios y las virtudes del rock n’ roll.

No es casualidad que parte de su mito se construyó con años de ostracismo, donde la mitología popular lo hizo deambular por la música industrial, la meditación, las drogas e incluso la muerte.

En tiempos en que el mundo de la música no se mide por la venta de discos, sino por cuantos tickets se despachan por show, la decisión de Angus Young y sus compañeros parece acertada, Axl Rose es un gran cantante de hard rock, un tipo carismático que puede llenar estadios y generar la atracción suficiente para mantener vivo el mito de AC/DC. El tema aquí es cuanto durará el romance. Todos son tipos maduros, con mañas propias de los años y las giras interminables. ¿Serán capaces de soportarse mutuamente?.

La determinación de AC/DC, si se confirma, dista mucho de otros súper grupos que apostaron por clones más que por nombres. Fue el caso de Journey con Arnel Pineda o Yes con Jon Davison .

Tras las imágenes publicadas por el sitio TMZ con Axl Rose saliendo de la sala de ensayo junto a sus “ nuevos “ compañeros, se generan un gran número de preguntas. Lo que es indiscutible es que muchos promotores ya sacan cuentas alegres sobre este nuevo AC/DC, y varios piensan, si podremos tenerlos de regreso en Chile.

Pasamos el dato, nos contaron que el reducto de Ñuñoa ya fue reservado para los dos grupos, tanto para Guns n’ Roses como para AC/DC, ahora habrá que esperar bajo que riffs de guitarra revivirá el mito de Axl en Chile, si flanqueado por Slash o por Angus Young.

Comentarios

comentarios