“Me acuerdo de ustedes hoy y todos los días. Los quiero con toda mi alma”, reza el tuit que Ariana Grande (24) dedicó a las víctimas del ataque terrorista perpetrado tras su presentación en Manchester en mayo del año pasado, lo que provocó su retiro temporal de la música, hasta ahora.

Recostada sobre unos paraguas, la intérprete bajó hasta el escenario de los premios Billboard 2018 al ritmo de su canción No Tears Left To Cry para deslumbrar con la innegable potencia de su voz. Junto a una fugaz aparición en Coachella 2018, una entrevista con Jimmy Fallon y una fotografía en topless en su Instagram que luego eliminó sin dejar rastro, Ariana puso fin a meses de silencio.

De la mano de Sweetener (endulzante), su esperado cuarto disco —que se publicará el 20 de julio— la intérprete busca reconquistar a sus seguidores con una suerte de homenaje a las víctimas del atentado: “Se trata de traer luz a la vida de alguien”, explicó sobre su nuevo trabajo. Por otro lado, tras su tormentosa ruptura con el también cantante Mac Miller, los rumores de un nuevo romance junto al comediante Pete Davidson, son cada vez más fuertes. Pero Ariana no se refiere al respecto, y es que se encuentra en el peak de su carrera. “Estoy amando, viviendo y sigo adelante”, dice la emotiva letra de No Tears Left To Cry.