In crescendo comienza a sonar “Aquí estoy yo”, mientras Nicolás Poblete se acerca juguetonamente a Denise Rosenthal y ensayan los últimos detalles de la canción, todo ante la atenta mirada de Luis Fonsi. El autor de la famosa melodía observa cómo esta comienza a convertirse en el tema principal para la nueva apuesta de Mall Plaza en este verano: Aladino.

Entradas agotadas y personas desesperadas por conseguirlas es la respuesta que el centro comercial ha generado durante siete años de espectáculos veraniegos y esperan que esta vez no sea diferente. Para Aladino las localidades elegidas fueron Santiago, La Serena y Concepción, que alojarán durante enero la pieza teatral que adapta el famoso cuento que aparece en Las mil y una noches. Por el sitio web del centro comercial se sortearán, de forma gratuita, las 25 mil entradas sobre la historia que trata de un joven pobre llamado Aladino, que al encontrar una lámpara mágica, se da cuenta de que puede invocar a un genio que cumplirá sus deseos. Aunque el amor no queda atrás, Jazz será la chica a conquistar, una mujer de clase alta.

Esta vez la propuesta es darle una vuelta de tuerca chilena, de la que Moira Miller, su directora, se hará cargo: “En todos los montajes de Aladino el personaje del Genio toca la contingencia, no es una rareza, pero también nos planteamos qué temas del cuento eran similares a la realidad de Chile”. Lo que resultó, en como describe Nicolás Poblete a su personaje, “Una especie de Robin Hood. Como que es medio hiphopero”.

Conversamos con los protagonistas de la obra que interpretarán a Aladino y a Jazz durante un desayuno en un lluvioso pero cálido día en Miami.

aladino450-1

Con un afán de lograr cosas diferentes, Nicolás Poblete y Denise Rosenthal estuvieron en Miami para poder grabar lo que será el video oficial de “Aquí estoy yo”, tema principal de la obra. Una nueva versión de la canción que sonó en todas las radios durante todo el primer semestre de 2009, bajo la supervisión del “dueño” de la canción, el puertorriqueño Luis Fonsi. “Me propusieron varias canciones mías. Al fin y al cabo, me dijeron que les gustaba ‘Aquí estoy yo’. Es una canción a la que le tengo muchísimo cariño, la canción que me dio mi primer Grammy. Y es una que se adapta muy bien a este proyecto, porque ellos querían algo que suene un poco más árabe, algo que vaya más con el rollo de la obra, una canción de amor que puede ser como una conversación hombre-mujer y eso fue lo que logramos”, explica Fonsi.

Ambos actores están profundamente relacionados con la música: ella es una de las cantantes anclas del pop nacional y a él le encanta el folclore de Chile y tiene una banda de cuecas: Los Piolas del Lote. Jazz y Aladino, que no habían logrado coincidir en algún proyecto antes de este llamado. “Con Denise no había trabajado, habíamos compartido en algunas cosas. La pega de la actuación siempre tiene que ver en relacionarse junto a las personas con las que vas a trabajar”, cuenta Poblete. Vínculo que se ha estrechado durante los ensayos y puede palparse. “La relación ha sido súper”, dice de inmediato Denise, mientras que Nicolás le cuestiona: “¿Sí?” y ambos ríen. “Buena onda desde el inicio”, continúa la cantante. “En general ha sido bacán, nos hemos aprendido a conocer, conversamos harto también. Generamos las instancias para conocernos y eso es importante a la hora de trabajar. Como decía el Nico, es fundamental para ver dónde ir”.

aladino450-2

Según la pareja, finalmente esto se trata de una presentación familiar, siempre con la mirada hacia los niños. “Es genial porque hay muy pocas iniciativas como esta en que la gente pueda disfrutar algo gratuito”, dice Rosenthal. Y continúa: “que todos tengan la posibilidad de experimentar este espectáculo, al final, es una experiencia, es algo que vas a recordar. Me parece que es bonito poder reflejar toda esta ilusión y magia de los musicales. Es como todo lo que un niño, de cierta edad, alucina por las luces, los bailes, los coros”. Por su parte, Nicolás Poblete coincide: “Los papás también lo agradecen, lo disfrutan. Es ver a tu hijo o a tu hija soñando con una obra y pasándolo muy bien. Es un regalo para todos”.

Y cómo no, los jóvenes se sentirán a gusto si incluso el repertorio de melodías son canciones conocidas. “Estará ‘El perdón’ (canción de reggaeton) de Enrique Iglesias y Nicky Jam”, cuenta Denise Rosenthal. Una decisión que Moira Miller describe positivamente como “marketing artístico”, “queremos hacer una obra que le guste al público, esa búsqueda está. Entonces, ¿cómo hacer algo que nos haga felices, a nosotros como artistas, y al público?”, cuenta entre risas. Pero sin dejar el sustento del guión detrás, “Es una obra que plantea preguntas, más que crítica, esos dichos de “cada oveja con su pareja”, ¿son cosas verdaderas? Se plantea el tema social, la libertad de la mujer en el mundo árabe-persa”, explica la directora.

Aladino es parte del boom de los musicales que cada vez se presentan con más frecuencia en Santiago. Algo que para Miller iba a suceder tarde o temprano. “Los musicales se llevan la gran masa de público-teatral en el mundo, entonces, que venga esta ola es algo que el medio teatral estaba esperando hace mucho tiempo, pero claro, la producción es algo muy difícil: es cara y compleja. Ya nos dimos cuenta de que en Chile hay talento para hacer musicales, por lo que ahora falta que haya más gente dispuesta a financiar este tipo de producciones”. Dificultad que Nicolás Poblete vivió en su momento: “Han ido creciendo de una manera increíble. Entre el 2002 y 2003 participé en algunos musicales y eran súper precarios, o sea, sin ser prejuicioso. Igual había una pasión. Un mini Broadway en Santiago, pero en ese minuto veía que estábamos a años luz”. Denise responde: “O sea, aún estamos a años luz, pero…”. E interrumpe Poblete: “Claro, pero hoy en día, respecto a esas experiencias que yo viví, no, o sea, ha crecido así heavy. Ahora estamos a mitad (de años luz)”.