Se negó a que su canción Rolling in the deep sonara de fondo en la campaña de Donald Trump. Durante la primera semana de febrero la estrella británica rechazó que uno de sus éxitos fuese usado en los actos del candidato republicano porque, como ironizó su portavoz, “la cantante y el político conservador forman una extraña pareja”. No exento de polémicas comenzó el año para la artista londinense quien, liderando los rankings y con récords de ventas, ha logrado consolidar una trayectoria llena de éxitos. Su desgarrador sencillo Hello se ha transformado en un himno a las rupturas amorosas. Y es que a pesar de que la cantante británica Adele Blue Adkins (27) reveló que un quiebre sentimental fue la inspiración de algunas canciones de su más reciente álbum, varias de las letras reflejan el giro que le provocaron una sólida relación de pareja y la llegada de su primer hijo.

Estuvo desaparecida por tres años, luego de que su disco anterior “21” la consolidara como una de las artistas más importantes de su generación. “Mi último álbum fue de ruptura y, si tuviera que etiquetar éste, lo llamaría el de la reconciliación”.

A pesar de que siempre se ha considerado desgraciada en el amor, hoy la cantante se encuentra feliz con su novio desde hace cuatro años, el filántropo Simón Konecki (40), quien según cuenta es un gran apoyo y compañero ideal. Ambos se conocieron en el verano de 2011 y en enero del siguiente año blanquearon la relación. Cinco meses después Adele anunció que estaba esperando un hijo de Konecki. Angelo nació el 19 de octubre de 2012.

Durante su tiempo de ausencia, Adele se dedicó a fortalecer su vínculo y a escribir acerca de su nueva vida. “Estaba muy consciente de que era necesario asegurar que nuestro lazo era fuerte e irrompible antes de volver”, reveló en una entrevista publicada por la revista Rolling Stone. “Ya no estaré sola, ahora soy mamá y tengo una relación muy seria”, agregó.

A pesar de que Konecki —13 años mayor que la británica— no da entrevistas y mantiene un bajo perfil, es todo un personaje. Desde muy joven estuvo rodeado de multimillonarios y miembros de la alta sociedad londinense. Incluso asistió al Eton College, el mismo internado en el que estudiaron los príncipes William y Harry. En 2004 se casó y tuvo una hija con Clary Fisher, estilista de moda con quien permaneció unido hasta 2010. Si bien aún no figuran como divorciados, el proceso legal está en marcha.

Desde que el empresario conoció a Adele siempre la apoyó, sobre todo cuando la intérprete se sometió a una microcirugía láser en las cuerdas vocales para eliminar un pólipo benigno. Esta intervención la llevó a cancelar una serie de espectáculos para evitar un daño permanente en su voz. Con la consolidación de su vínculo muchos se preguntaban si era Konecki la inspiración de sus nuevas canciones, pero no. Incluso Adele mencionó en una entrevista que las letras de “25” no tratan acerca de una sola persona, sino que —de alguna forma— se trasladó a la historia de quien le rompió el corazón cuando tenía 21 años.

El ADN de sus nuevas creaciones está centrado en cómo ella se siente y no en cómo otros la hacen sentir. En un comienzo intentó escribir acerca de la maternidad, pero contar episodios asociados a su relación con el ex financista le parecía bastante incómodo. “Hello trata de volver a conectarme conmigo, todo este proceso de convertirme en adulta y salir de la adolescencia”, contó en la revista TIME.

Juntos y enamorados, ambos trabajan duro y tienen varias pasiones en común, entre ellas la filantropía. Konecki es el co-fundador de la compañía de agua embotellada UK Water Life, y además dirige la empresa Drop4Drop, que lleva agua limpia a países en desarrollo. Adele, en la misma misión, es reconocida por realizar numerosos conciertos benéficos y colaborar con Amnistía Internacional. Cuando no están trabajando en sus frenéticas carreras, se dedican a pasar tiempo de calidad con el hijo que comparten y a divertirse en partidos de fútbol y conciertos.

Paralelo a esta relación, están sus positivos cambios de hábitos. Desde que están juntos comenzaron una rutina de vida saludable realizando Pilates y bastante ejercicio físico. Adele ya no tiene vicios: dejó de fumar y no bebe más de un trago a la semana. Además realiza una rutina de entrenamiento de calentamiento para proteger su garganta, que tras su intervención le permitió añadir cuatro notas a su rango vocal.

La artista está en su mejor momento. Coordina a la perfección sus exigentes entrenamientos con la vida familiar, y ha declarado que se siente llena de energías para enfrentar un año intenso. Después de este retiro voluntario, está lista para comenzar su gira 2016, que la llevará por toda Europa y que comienza el 29 de febrero en Belfast. A pesar del entusiasmo de reencontrarse con sus fans y viajar con su hijo, la dificultad —prueba para ella y su novio— será permanecer nueve meses separados, pues Konecki no puede comprometerse con asistir a todos los conciertos fuera del Reino Unido.

Solo quedan días para el regreso a los grandes escenarios y las expectativas son enormes. Adele siempre sorprende y sus seguidores lo agradecen. Su disco “25” es el primer álbum de la historia en vender más de tres millones de ejemplares en una semana y el videoclip de “Hello” se convirtió en el video que más rápido alcanzó los mil millones de reproducciones en YouTube. Una carrera llena de logros y que la tiene actualmente con una fama fuera de control. Dueña de una potente voz e increíble capacidad interpretativa, Adele volvió desde las sombras directo a los titulares.

El instagram de Adele www.instagram.com/adele/