Dicen que ‘toda moda vuelve’ y que las tendencias son cíclicas. Pero septiembre –algo así como el ‘enero de la moda’– no sólo hace lo suyo en el hemisferio norte. Mientras se montan las primeras pasarelas de los fashion weeks y se dan a conocer las nuevas it girls del mundo virtual, la ‘oleada’ de nuevas tendencias también llega a nuestro país. Nos dan ganas de hacer un cambio de armario. Todo para estar actualizadas.

La productora de moda y creadora de la tienda Nostalgic, Paola Agulló, recomienda “mezclar el pasado con el presente para llegar al estilo propio”. Y advierte: “Jamás deben usar piezas vintage de pies a cabeza, ¡parecerás disfrazada!”. Lo más importante para esta asesora de imagen es “destacar pequeños detalles con accesorios determinados”. Aquí, siete must según esta experta.

ACCESORIO Nº1: SOMBRERO ‘DE ALA ANCHA’

Estilo y protección pueden ir de la mano. Fueron un clásico de algunas de las mujeres ícono de los ’70, como Brigitte Bardot, Faye Dunway y Jane Birkin. Sea invierno o verano “son pieza clave para lograr el look completo de la época”, asegura la experta. De copa redonda, ala levemente caída hacia un costado y colores preferentemente neutros, como el gris, negro o café moro, ya comenzamos a verlos con mayor frecuencia en las calles. ¿Las telas más setenteras? De paño y rafia.

Wp-scarfs-450

ACCESORIO Nº2: FOULARD O PAÑUELO

De distintas telas y estampados, se llevan en el pelo como cintillo, o en el cuello, amarrado o caído hacia ambos lados. Y son “ideales para lograr un estilo retro pero a la vez, sofisticado”, afirma Paola. ¿Su favorito? Alguno lleno de colores fuertes de Emilio Pucci, como el fucsia, amarillo y el azul. “Mientras más psicodélico, mejor”.

ACCESORIO Nº3: CHAQUETA DENIM

“No falla porque jamás pasa de moda”, afirma Paola. Su gran virtud es que se puede combinar en cualquier tipo de look y con todo tipo de telas. Para la experta: un must-have para cualquier temporada. Incluso hoy se permite usarlas con jeans, en el estilo ‘denim with denim’. ¿Cuál recomienda esta experta para transformarla en un accesorio vintage? La clásica de Levi’s con sólo dos bolsillos en el frente.

Wp-jacket-denim-450

ACCESORIO Nº4: CINTURÓN

Dicen que ‘en la simpleza está la belleza’ y este accesorio es infaltable para inspirarnos en los años ’70. No sólo se llevan con pantalones, también con vestidos y polleras. De hebillas grandes y fabricados con cueros lisos o trenzados, estos accesorios “tienen la capacidad de transformar un look por completo”. Arriésguese a combinarlos con prendas más sobrias.

ACCESORIO Nº5: SUECOS

De cuero y en color nude, café o negro, la experta en moda afirma que son la última tendencia para esta temporada. “No pueden faltar en sus armarios”. Con sólo incorporarlos, ya está logrado gran parte del look vintage de los años setenta. ¿La clave para no fallar con ellos? “La suela debe de madera, no de goma ni de plástico”, afirma Paola.

Wp-cartera-chanel-450

ACCESORIO Nº6: CARTERA NEGRA

Cuadradas o ‘acolchadas’ estilo Chanel. La importancia radica en que sea negra y que tenga una cadena dorada que la sujete al brazo. Icónica de lo vintage es la de Chanel 2.55, porque ha arrasado en todas las épocas desde 1920, cuando Coco Chanel decidió crear una cartera que colgara del hombro en lugar de llevarla en la mano. Finalmente, se llegó al lanzamiento en 1955 del modelo que hoy conocemos (de ahí su nombre) y que sigue reeditándose hasta la actualidad. No es necesariamente setentera, pero es un clásico que arma cualquier look y “un complemento siempre perfecto”, desde ir a una reunión de día o para salir a bailar en la noche.

ACCESORIO Nº7: LITTLE BLACK DRESS

Creado por la mismísima Coco Chanel pero inmortalizado por Audrey Hepburn en Breakfast at Tiffany’s. Un clásico vestido negro con mangas cortas o largas se usa ceñido al cuerpo, “pero no apretado”. Desde sus inicios se usó hasta la rodilla y hoy, con algunas reinterpretaciones del modelo, como la de Givenchy, se suele lucir un poco más arriba. Como “una prenda sencilla y compleja a la vez”, la definió la edición lationamericana de Vogue, que pasó de ser un símbolo de jet-set a un clásico de cualquier armario. Para la experta en moda, “tiene un atractivo de atemporalidad que lo transforman en una pieza de vestuario que a la vez es vintage y perfecta para toda ocasión sin ser precisamente de los ’70”. Y afirma esta conocedora: “Es un básico de cualquier armario desde los años 20’ hasta hoy”.