Positivo para el planeta, la industria y el bolsillo. Esta es la premisa de las firmas de moda que están fabricando prendas y productos con materiales orgánicos para promover el camino hacia una elaboración a gran escala que incorpore un proceso de desarrollo más consciente y con menos impacto ecológico.

Los requerimientos para llamar “sustentable” a una colección responden a que las materias primas sean orgánicas y que durante el proceso de diseño no se utilicen pesticidas, plaguicidas o insecticidas. Un sistema riguroso que incluso exige que se confirme, mediante un análisis de tinturas, que se cumplan estos parámetros. 

Piel, algodón, cáñamo y seda orgánicos, además de fibra biodegradable lyocell, son algunos de los materiales que utilizan distintas marcas del mundo como Ideo, Master & Muser, Mark and Spencer y People Tree. Aunque fue la firma sueca H&M la primera compañía de moda en lanzar una iniciativa global de recolección y reciclaje en 2013, ofreciendo una solución simple a los clientes para reciclar y que ha logrado recolectar más de 14.000 toneladas de ropa en todo el mundo.

Según Andrea Martínez Maugard, Docente UDLA de Historia del Vestuario y Sociocultura de la Moda, la sustentabilidad en la moda está estrechamente ligada al futuro de la industria: “Las empresas que producen a gran escala deberían tener aún más conciencia de la moda orgánica a partir de todas las tragedias conocidas. Es por esta razón que muchos diseñadores se están replanteando el uso de ciertas materias primas”, explica la experta en moda.

Respecto del uso de productos sostenibles en el comercio del vestuario, Harold Michelsen, manager de H&M Chile, considera que la importancia de la ecología en la producción de moda crece año a año. “Por ejemplo, la colección Closet the Loop está fabricada en gran parte a partir de las fibras textiles provenientes del proceso de recolección y reciclaje de ropa. Actualmente las prendas solo pueden contener hasta un 20% algodón reciclado, pero para aumentar esta proporción sin perder la calidad es necesario que exista aún más innovación tecnológica”, explica Michelsen.

katherine450-1

Si bien existe una vasta gama de opciones de ropa reciclada para uso diario y urbano, también hay opciones de vestuario orgánico de alta moda, como es el caso de la línea Conscious Exclusive, también de la firma sueca, que llega a Chile el próximo 7 de abril y cuyas prendas han sido escogidas por varias famosas para desfilar en la alfombra roja, demostrando así que la moda ecológica también puede ser sinónimo de glamour.

Una prueba: la reciente aparición de la actriz y cantante Vanessa Hudgens en la fiesta Vanity Fair de los Oscar, quien escogió un novedoso vestido de seda orgánica y fibras de madera inspirado en la decoración y el arte. En Chile la pionera en lucir un atuendo orgánico fue la conductora de televisión Katherine Salosny en la gala del Festival de Viña del Mar. “Me llamaron de Nueva York para ofrecerme los vestidos. Cuando vi las pinturas hechas a mano, el color y la textura, simplemente me enamoré. Usar este modelo orgánico era la mejor y más coherente opción en relación a mi estilo de vida. Yo soy una persona pro sustentabilidad, reciclo y tengo hace muchos años plena conciencia de la importancia de cuidar el medioambiente”, contó a Caras.cl la conductora del matinal de Mega.

Un abanico de posibilidades de moda sostenible que cada día gana más adeptos gracias a marcas y personajes que han puesto atención en esta iniciativa de cuidado del ecosistema y promoción de un comercio más justo. Moda para todos los gustos, de buen diseño y a precios accesibles.