La firma Gucci fue fundada en 1921 por el artesano Guccio Gucci en un pequeño taller de Florencia, Italia. Años después, Mauricio Gucci, su nieto y heredero, sería parte de una de las historias más comentadas de Italia. Todo comenzó un 27 de Marzo de 1995 con el asesinato con 4 disparos de Mauricio en Milán.

Dos años después la historia comienza a ser casi una telenovela cuando descubren que Patrizia Reggiani, su ex esposa, había contratado a un sicario para matar a Mauricio quien tras doce años de relación había decidido abandonarla por una mujer más joven.

guccima

En 1998 Reggiani que ya se conocía como La viuda negra de Italia”, fue condenada a 26 años de prisión. Luego en 2011 se le propuso la libertad condicional a cambio de trabajo social. Oferta que rechazó sin pensar diciendo que nunca había trabajado y no pensaba hacerlo. En 2013 finalmente salió de prisión, pero la historia no termina aquí.

Cuando casi nadie recordaba el escándalo, el caso sufrió un giro inesperado ya que la justicia le ofreció a la viuda una compensación de un millón de euros al año de manera vitalicia y 25 millones que todavía no cobraba por la herencia de su ex marido, en virtud del acuerdo de separación que habían firmado cuando terminaron su relación. Dinero que todavía no puede utilizar ya que sus dos hijas y administradoras del patrimonio Gucci decidieron no entregárselo y llevarla a sentencia en espera de un veredicto definitivo, por la muerte de su padre.

gucci3

Pero esto no es todo. No sólo Patricia, sino su madre, habían sido anteriormente sospechosas del asesinato del padrastro de Reggiani. El hijo del fallecido las acusó de envenenarlo para evitar un cambio de testamento, pero 20 años después ambas fueron absueltas.

Una historia enfermiza y una guerra por dinero que no parece acabar nunca.