Cayó la noche y una alfombra roja brillaba afuera del Museo de Arte Contemporáneo en el centro de Santiago, que se vistió de gala para recibir a las 16 concursantes y a sus invitados. Rostros que intentaban disimular nervios y orgullo entraban al hall principal para brindar con champán. Más de 300 personas se dieron cita cumpliendo rigurosamente con el dress code: las mujeres de largo y los hombres de black tie. Cecilia Bolocco, impactó con un vestido de Claudio Mansilla que dejaba al descubierto su larga espalda. María de los Angeles Paúl, directora de Elite Chile, corría de un lado a otro, inconfundible con su vestido Carolina Herrera color verde esmeralda. Eso, mientras las modelos nerviosas después de seis meses de entrenamiento, sabían que se jugaban “la gran oportunidad de sus vidas”.

Wp-bolocco-espalda-450

Apagadas las luces, la música hizo lo suyo. Era la señal de que ya partía la final del Elite Model Look with Falabella. Y como es tradición: fue la entrada de la maniquí ícono de la agencia y animadora de televisión, Carolina de Moras, la que dio la bienvenida al jurado. El equipo estuvo presidido por la ex Miss Universo Cecilia Bolocco e integrado por la modelo Carolina Ruiz, el artista Matías Vergara, el fotógrafo especialista en moda, Claudio Robles; la directora de Elite Chile, María de los Ángeles Paúl; el actor Álvaro Rudolphy, el presidente de Elite Internacional, Vick Mihaci; el gerente de Falabella Zona Oriente, Tomás Platovsky; y la subdirectora de revista CARAS, Lorraine Thomson.

Wp-trinidad-de-la-noi-elite-450

Tacones y vestidos en black&white desfilaron en manos de una nueva generación de pequeñas pero grandes modelos de ‘piernas eternas’. Moda de los 70’s chic que trajo más de algún recuerdo. Sybilla —la marca juvenil de Falabella— presentó las nuevas tendencias: flecos y tonos tierra se robaron la película. Para las fanáticas de la moda, otros rostros de la prestigiosa agencia internacional como Trinidad de la Noi y Josefina Cisternas –dos ganadoras de ediciones pasadas– se tomaron la alfombra roja impecablemente vestidas con accesorios de Chanel, Michael Kors, Coach y Longchamp, entre otros. Asimismo, al evento también llegaron otros reconocidos rostros, entre los que destacaron Alejandra Fosalba, Jordi Castell, además de Nicolás Massú y su madre, Sonia Fried.

Wp-massu-sonia-hermano-450

El entusiasmo persistía después de una noche de moda y fue sellado con la última pasada de las candidatas. El minuto esperado llegó. Y el jurado dio los nombres del tercer y segundo lugar, Catalina Román y Claudia Cabezas. Para el final, lo más esperado. Al unísono se escuchó quién será la nueva representante de Elite, que competirá en la final internacional en China y el primer lugar del concurso, Chiara Leone. Con su metro setenta y ocho de estatura —la segunda más alta del grupo—, con pelo largo y rubio hasta la cintura y ojos celestes agatunados su look fue premiado por el jurado. Entre aplausos y más de alguna lágrima, la ganadora no perdió el tiempo. Era el momento de brillar y desfiló sola por la pasarela. ¿Su próxima meta? Shanghai, “no pienso en otra cosa que no sea ir a competir allá. Quiero ganar”, prometió la próxima maniquí internacional y, probablemente, otro de los grandes nombres chilenos que la agencia Elite, que como ya es tradición, dejará huella en el competitivo mundo del modelaje.