Un famoso ladrón cambió su vida. Sí, esta santiaguina le debe bastante a Robin Hood. Una privilegiada. Casi siempre la única sudamericana que colabora en los equipos de importantes diseñadores y supervisores de vestuario con décadas de trayectoria. Donna O’Neal es una de ellas, con más de 30 años de experiencia en el rubro y con películas como El gran pez y El curioso caso de Benjamin Button: “Tiene los pies en la tierra y nunca se cansó de enseñarme y de guiarme”, dice Raquel Gremler, la vestuarista chilena radicada en Londres que llegó a las grandes ligas de la industria.

“No sé cómo, pero todo me ha resultado como he querido, tuve mucha suerte. Creo que estuve en el lugar indicado en el momento indicado”, cuenta. La suerte y el talento la acompañan donde vaya. La diseñadora ganadora del Oscar, Janty Yates, la escogió entre cientos de practicantes para que hiciera su pasantía nada más ni nada menos que en Robin Hood, de Ridley Scott, en 2009. Fue la experiencia que le abrió los ojos y le hizo darse cuenta de que quería dedicarse al mundo del cine. “Una trotamundos”, así se autodenomina. ¿Cómo lo logró? Siguiendo al pie de la letra el refrán “el que la sigue la consigue”.

Wp-robinhood-vestuario-450

Gracias a su trabajo en Robin Hood empezó a construir su destino. En el rodaje la dejaron participar en todo y la recibieron con los brazos abiertos: “Janty Yates y su equipo fueron increíbles, aprendí muchísimo. La diseñadora se dio el tiempo de contarme cómo había llegado a la posición en que se encuentra, me dio consejos que guardo conmigo como tesoros”. No tenía experiencia, pero de a poco empezó a aprender de todo; desde cómo leer un guión, las claves para crear looks para extras, hasta descubrir que mucha de la ropa que se usa es arrendada en casas de vestuarios. Por ejemplo, las armaduras de Robin Hood pertenecían a una tienda de España llamada Cornejo. Ahí ella fue indispensable, ya que como hispanoparlante se convirtió en la traductora de la negociación.

Un año después Gremler armó sus maletas y partió rumbo a California, Estados Unidos, para aprender más. Presentó en el Fashion Institute of Design & Merchandising el portafolio que preparó personalmente en Europa, y quedó. El FIDM es de los mejores lugares en cuanto a diseño de cine. En Los Angeles fue asistente de estilismo de Maryam Malakpour —quien trabaja con celebridades como Heidi Klum, Cher, además de grandes nombres del rock—. También colaboró con la página Farfetch.com: “Estaba en un sueño hecho realidad, nos tocaba fotografiar las colecciones nuevas de las casas de moda más codiciadas”. Otro trabajo fue en Hautelook.com, que es el área de descuentos de la multitienda Nordstrom.com. “Fue muy entretenido, ya que con piezas de colecciones anteriores que estaban con descuentos, teníamos que crear looks vendibles, que la gente quisiera comprarlos, y además que se vieran trendy”, cuenta desde la ciudad del Big Ben. 

Wp-backstage-hollywood-450

¿Por qué no esperó a titularse en Chile para partir? Ella dirá que todo en su vida es especial, le gusta la aventura y está en una búsqueda constante. Cree que su personalidad también fue un elemento decisivo a la hora de irse porque es arriesgada, curiosa y no le teme a lo desconocido. Para ella trabajar con Johnny Depp y Mia Wasikowska fue “como ganarse el Kino”. Llegó a la producción de Alicia gracias a que asistió a la diseñadora Wendy Greiner, encargada del vestuario de la serie de Fox Married. Ella la puso en contacto con Donna O’Neal. “Se lo debo todo por creer en mí y darme la oportunidad”, dice agradecida. “Fue un reto muy grande para mí, pero también fue una de las experiencias que más me ha ayudado a crecer laboralmente. Estaba a cargo de que los vestuarios estuvieran en orden. Si llegaban cajas de casas de ropa, por ejemplo, tenía que revisar que todo estuviera en buen estado y devolverlo de la misma forma. También me dejaron ayudar con la parte de contabilidad, que era algo totalmente nuevo y desconocido”.

Para Raquel y todo el equipo, Alicia: A través del Espejo es uno de los más grandes desafíos, ya que en 2010 la saga ganó un Oscar en la categoría de vestuario, pero cree a ciegas en la diseñadora Colleen Atwood, a quien considera una maestra por su ética de trabajo establecida, su creatividad y profesionalismo. Dice que todo su equipo es admirable y que el resultado se verá reflejado en pantalla. La película es la segunda parte de los libros de Lewis Carroll y tiene personajes nuevos, como Sacha Baron Cohen

Además, la chilena ha trabajado en el estilismo de Taylor Swift en el clip para su perfume Taylor. Sobre la it girl comenta: “Es educadísima y respeta a su equipo. Es agradable trabajar con profesionales así. Es súper alegre, tiene una linda energía”.

Hoy Raquel está bajo las órdenes de Tim Burton en Miss Peregrine’s Home for Peculiar Children. Dice que el famoso director es un hombre de ideas muy claras, y que con la diseñadora Colleen Atwood se llevan muy bien, hacen un “dúo dinámico”. “Ellos se entienden a la perfección y no he notado en él un cambio de actitud por su reciente separación con Helena Bonham Carter. Lo veo siempre de buenas, creo que mantiene el trabajo y su vida personal muy separados”.

Espera volver este año a Los Angeles donde le gustaría trabajar en televisión y de vez en cuando viajar para rodar películas grandes. Pero por ahora está full abocada en la película de Tim Burton. 

¿Volver a Chile? Es algo que no descarta, aunque más adelante. Primero lo primero, y eso es cumplir más sueños: quiere colaborar con Scorsese, Tarantino, Woody Allen y Sofia Coppola.