Su fama ha traspasado las fronteras de su país: son número infaltable en las front row de las semanas de la moda y objeto de adoración de los más sofisticados blogs de Street Style.

Su estilo puede ser descrito con muchos adjetivos… pero ciertamente la palabra discreto no será uno de ellos. Todas están ligadas a la industria  fashion de un modo u otro y no sólo son las primeras en usar las tendencias aún tibias de cada temporada, sino que además las combinan con tal seguridad  e innovación  que se han transformado en trendsetters absolutas. En octubre último se realizó en San Petersburgo la Aurora Fashion Week, la primera semana de la moda rusa de la historia, y nadie duda de que detrás de esta idea están estas zarinas, como también las llaman.
La más representativa de este grupo es la moscovita Miroslava Duma. Hija de un senador, esposa de billonario y ex editora de la versión rusa de Harper’s Bazaar, ya en 2009 su extraordinario sentido del estilo era capturado por la lente de blogs como Jak & Jill y The Sartorialist. Ella tiene una explicación para esta nueva obsesión por la estética en ciertos círculos de su país: “La industria de la moda en Rusia permanece pequeña mientras las fortunas han crecido. Por 70 años la moda no existió, ahora ya no hay miedo a exhibirse y esto deriva en una fascinación por los diseños internacionales”, dice.
Mira, como la llaman sus amigos, quiso independizarse y creó su propia revista online, Buro 24/7, en la que muestra su exquisito estilo de vida y donde habla de lo que más sabe: estilo.

Anya Ziourova, actual directora de la edición rusa de Tatler Magazine, viene precedida de una prestigiosa carrera en el mundo fashion. En sus comienzos trabajó en la Vogue americana y luego fue productora en la edición china y japonesa. Hoy es, además, consultora para Allure (la revista conocida como la ‘Biblia de la belleza’)  y varias marcas de ropa como Ben Sherman y John Lewis. Además, asesora a íconos de la moda como Lou Dillon, Diane Kruger y Katy Perry, entre otros, quienes se entregan ciegamente a sus sugerencias. El estilo de Anya, venerado por los blogs de moda, destaca por mezclar sin problema alguno prendas de Gap con Balenciaga, por ejemplo.
Nacida en Siberia, Elena Perminova conoció a su actual pareja, Alexander Lebedev, hace ocho años. Ella tenía sólo 16 y se vio envuelta en un enredo de drogas al traficar éxtasis en una discotheque de Moscú. Su padre, desesperado, pidió ayuda al entonces miembro del Duma (parlamento) y muy pronto el magnate ex agente de la KGB y la entonces modelo comenzaron un romance. Hoy su relación se ha consolidado, tienen un hijo, Nikita, y ella es perseguida por bloggers y estilistas que la quieren en sus portadas.

Otro miembro de este contingente de rusas niñas ricas es Ulyana Sergeenko. Después de casarse el año 2008 con el dueño de la fortuna numero 42 de su país, Daniel Khachaturov, se convirtió en una bella socialité. Rápidamente su imagen se hizo familiar en medios de moda y ella no contenta con sólo posar para sitios de street style e ir de público a los desfiles, creó su propia línea de alta costura. En 2012 mostró su colección en la semana de la moda de París… a continuación del show de Chanel. Un gran salto para esta joven modelo y fotógrafa, quien tuvo todo el apoyo de sus compatriotas, Natalia Vodianova cerrando el desfile y de Elena Perminova, sentada en primera fila luciendo una variación de uno de los modelos presentados en la pasarela.

A menudo todas ellas llevan los diseños de Vika Gazinskaya, la quinta integrante de este grupo. Junto a Sergeenko representa a los nuevos diseñadores rusos. Sus creaciones ya figuran en exclusivas tiendas de Nueva York y París como Fivestory y Colette. Sus originales estampados, que para la colección primavera-verano 2013 consistieron en delicadas flores y nubes, han hecho famosas las creaciones de esta joven que reside en Moscú y cuya característica melena asimétrica es el perfecto accesorio para sus sofisticados atuendos.
Seguramente todas ellas seguirán dando que hablar por su pasión por la moda, su inmenso poder adquisitivo y su audacia al vestir. Y es la propia Anya Ziourova quien da una clave: “Estados Unidos tiene a Jackie O, el mundo a Audrey Hepburn. En Rusia jamás ha habido un icono de la moda, quizás estamos ante el nacimiento de uno”. Quizás…