Hija de dos verdaderas leyendas, el incombustible ícono del rock Mick Jagger y la emblemática modelo de los setenta Jerry Hall, no podía ser de otra manera. Georgia May Jagger estaba destinada a triunfar. A sus 25 años, la joven se ha hecho un espacio en el mundo de la moda, en el que se inició con apenas 16 años. Sus dientes ligeramente separados y esos labios carnosos y bien dibujados heredados de su padre son su sello de identidad.

Comenzó su carrera como maniquí en 2008, tras firmar con una agencia de Londres. Ese mismo año debutó en la pasarela con Vivienne Westwood. Desde entonces, no ha parado. Las firmas se la disputan por su particular belleza y su look rompedor. La joven ha posado para fotógrafos tan reconocidos como Mario Testino o Terry Richardson. Incluso ha hecho sus propias creaciones fotográficas, ya que estudió Sociología, Fotografía y Bellas Artes.

Casi inevitablemente, Georgia siguió los pasos de su famosa madre, la modelo Jerry Hall, destacada en la década de los ’70 por su porte y distinción. En 2011, madre e hija protagonizaron juntas la campaña Holiday de H&M, una colaboración que no tardó en repetirse. “Participar con mi mamá en esa pieza fue muy lindo. Ahora ella dice que le gusta que trabajemos en los mismos proyectos porque quiere pasar más tiempo conmigo”, comenta entre risas.

La joven, que siente una gran admiración por su madre, no olvida las palabras que le comentó cuando supo que quería ser modelo. “Me dijo que siempre tengo que ser puntual y ser amable con todo el mundo. Supongo que es un consejo de cualquier madre… La admiro porque tiene un gran look, siempre se maquilla ella, siempre. Tiene su propio estilo y también destaco su fortaleza. Es una mujer muy fuerte”, señala.

GettyImages-167943023

Georgia ha trabajado con importantes diseñadores, ha sido portada de grandes publicaciones y es imagen de prestigiosas firmas. Su trabajo y esfuerzo le valieron el premio Model of the Year en los British Fashion Awards de 2009. Todo un logro para la británica. Incluso su imagen ha inspirado a grandes colecciones de la marca Gucci.

—¿Qué siente al ser considerada como una musa?

—Es una locura. Adoro a Alessandro Michele (director creativo de Gucci), es alguien increíble. Encontrar en el mundo a una persona tan apasionada por el arte y la belleza es algo único y diferente. Es muy amable y genuino. Quiere que todo el mundo se sienta feliz y ame las prendas que viste. Eso es algo muy especial en el mundo de la moda.

Su estilo es juvenil y extremadamente natural. Sorprende su altura, es muy delgada y fuimos testigos de su gran energía y cercanía en las largas sesiones de shooting realizadas en Los Angeles para la campaña de la colección Alaniz de París. Camaleónica, se transformó con las diferentes tendencias de día y noche para este otoño— invierno: Shine, Velvet, Puller, Flare y militar.

Ciento por ciento profesional, jamás perdió la sonrisa e incluso bromeó en varias ocasiones con el equipo de producción, la mayoría eran chilenos y preguntaba mucho sobre el país.

—¿Cuál es su relación con Chile?

—Nunca he estado allí, pero tengo muchas ganas de ir. Otras modelos que viajado me han contado que es una maravilla. El fotógrafo (E.K) que ha hecho la sesión de hoy vive allí y también me dijo que es precioso.

Además, tengo entendido que Chile tiene muy buenos vinos (ríe).

—¿Respecto al look que está modelando. Se identifica con la colección juvenil de esta marca?

—Definitivamente sí, sobre todo por el estilo denim. Uso mucha ropa hecha con telas vaqueras.

—¿Cuál es su prenda favorita de la colección?

—La chaqueta de piel. Me encanta, elijo ese look todo el tiempo.

—¿Se siente cómoda con la moda de colores metálicos y mangas acampanadas?

—Para mí estos colores representan el look de la era disco, de los años ’70. La época de mi madre, en la que todas las prendas tenían algo de brillo. Es muy divertido traer de vuelta esa moda.

_KEK2506D-

—¿Pero cómo define Georgia May Jagger su propio estilo?

—Diría que mi look es un poco glamorous tomboy, como de muchacho sofisticado y glamoroso (ríe) porque adoro ir muy cómoda. Pero también me gusta maquillarme cuando me pongo vestidos y tacos, señala sonriente.

—Muchas tops latinas como Mica Argañaraz, Lineisy Montero o Adriana Lima pisan fuerte en el mundo del modelaje. ¿Conoce a alguna de ellas?

—Conozco a Adriana Lima. Hicimos juntas una campaña para Miu Miu. Es hermosa, tiene dos hijas preciosas. Cuando la vi pensé que me gustaría parecerme a ella…

GettyImages-536060564

—Algunas prendas de clara influencia sudamericana, como la alpargata y el poncho, triunfan actualmente en la moda. ¿Le gustan?

—Sí, me encantan, en especial los tonos tan vivos que tienen estas prendas. Soy fanática de los colores del arco iris.

La hija de Mick Jagger participó en la Clausura de las Olimpiadas de Londres de 2012, desfilando junto a modelos de la talla de Kate Moss y Naomi Campbell, una experiencia que la llena de orgullo. “Esa experiencia fue una locura, estar allí y ser elegida para formar parte de ese grupo fue increíble. Ellas representan a las modelos inglesas y como no hay muchas maniquís de Inglaterra, para mí son mujeres fuertes y poderosas que continúan en lo más alto. Y son una gran inspiración”, afirma.