Extravagancia y sofisticación es como podría describirse a primera vista el show que Ralph Lauren presentó ayer en su tienda del Upper East Side. La mansión de dos pisos ubicada en la Madison Ave y la 72 fue el lugar en donde se presentó la nueva colección dominada por colores tierra, metálicos y siluetas relajadas.

El diseñador estadounidense tenía una gran misión: cerrar el penúltimo día del New York Fashion Week en grande. Y así fue. Ralph Lauren hizo de la mansión en un lugar mágico: más de cien mil orquídeas aromáticas adornaron las murallas de su flagship store a pasos del Central Park, dando una cierta intimidad, extravagancia y aires de primavera al lugar.

ralph-oki

De fondo, un cántico de pájaros que se reproducía desde los parlantes. El jardín de orquídeas fue fotografiado por cada invitado, entre ellos las actrices e influencers Emmy Rossum, Jessica Biel, Camilla Belle, y Bella Heathcote. Todas, luego posaron con encanto para las cámaras mientras el resto de los asistentes se ubicaba en los sillones blancos del primer piso.

Ralph-okidoki

Aunque había cierto escepticismo sobre el show de Ralph Lauren tras la renuncia de Stefan Larsson, el diseñador explicó previo al desfile que su colección se inspiró en el espíritu nómade; lo que él llama una sofisticación exótica que combina formas puras con texturas rústicas. Joyas únicas y colores como dorado brillante, que se inspiran en las sombras propias del desierto.

pASARELAS-OKI

La música reemplazó al cántico de pájaros y la pasarela se tomó los dos pisos de la mansión. Un toque chic, pero arriesgado, ya que las modelos bajaban los escalones con tacones y diseños con capas y telas largas. Jumpsuits, pantalones de pierna ancha de oro reluciente y grandes accesorios fueron las primeras apuestas. El triunfo de los colores nude, vestidos con aperturas y prendas metálicas estuvieron presentes en todos los rincones de la pasarela. El look más aplaudido por las influencers como Aimee Song o Camila Coelho fue la capa de seda estampada y jeans, o el que modeló Bella Hadid; un vestido estilo poncho en satén naranjo claro.

Bella-ralph

Desde el enterito que desfiló Taylor Hill al vestido de crochet en tonos metálicos que lució Imaam, la colección de Ralph Lauren demostró ser completa: siluetas relajadas, accesorios animal print, diferentes texturas y materiales que crean elegancia y feminidad. Una colección que estará a la venta desde hoy en todas sus tiendas y también online.

ralph-oki-doki

*Recuerda seguir nuestra cobertura en Instagram con el #FRONTROWBYRIPLEY