Después de 37 años en el mundo de la moda y 72 desfiles, Carolina Herrera se despidió como directora creativa de su marca. Aseguró que a los 79 se dedicará a las relaciones públicas, como embajadora, de la firma y pasará más tiempo con su familia.

La noticia de quién será su sucesor la dieron desde la firma hace sólo algunos días, se trata del estadounidense Wes Gordon.

WhatsApp Image 2018-02-13 at 15.51.20

“Estoy encantada con la evolución de la compañía en estos 37 años. Nuestro éxito ha sido tremendo y un verdadero sueño. Todavía hay muchas oportunidades y espero seguir representando a la casa y a nuestros proyectos en todo el mundo”, aseguró la diseñadora en un comunicado.

WhatsApp Image 2018-02-13 at 15.51.20 (2)

La característica de sus creaciones fue siempre una sutil y discreta elegancia con un corte impecable, pero sin olvidar los detalles de lujo. Así, triunfó con sus diseños atemporales, en los que no se dejó influir por la moda pasajera y apostó por las líneas sencillas y clásicas.

WhatsApp Image 2018-02-13 at 15.51.19 (1)

Sus eternas camisas blancas, que la caracterizan a ella como a nadie, la exquisitez de sus vestidos de noche, los colores puros y los estampados discretos vistieron a la mujer Carolina Herrera desde los comienzos de la marca. Y su última pasarela lo consagró.

Bk2MJRevz

La presentación de despedida se llevó todas las miradas: en la semana de la moda del New York Fashion Week en el Museum of Modern Art (MoMA), la firma destacó los vestidos de corte fluido en fucsia, naranja y azul claro, con plisados de colores; en tul y con volumen, o de estilo camisero y cintura marcada, así como los estampados con dibujos de tigres y leopardos en acabados metalizados.

WhatsApp Image 2018-02-13 at 15.51.19

Como era de esperar, no faltó su clásico blanco y negro ni sus camisas blancas, que combinó con faldas de abertura lateral. Ya sobre el final llegaron las faldas largas de colores ajustadas por cinturones anchos.

rJae10evz_1200x0__1

Cuando terminó el desfile,  los aplausos colmaron el MoMa con el público en pie. Carolina se despidió acompañada de todo su equipo con una colección de ensueño en la que en todo momento brilló su impronta.