Fue en el año 2004 cuando comenzó a escribirse esta historia. Karl Lagerfeld firmaba una alianza con H&M para hacer una colección cápsula, una línea inédita al alcance de todos los bolsillos. Desde entonces, todos los años, el gigante sueco crea expectativas asociándose a un diseñador o personalidad. Tras la Maison Martin Margiela, ahora le toca el turno a Isabel Marant, la decimosexta cooperación.

Con un estilo relajado, la diseñadora francesa creó una tendencia omnipotente y exitosa del chic parisino; una mezcla de onda urbana, elegancia bohemia y espíritu de rock ’n roll. Este mix ha hecho que las celebridades sean sus primeras seguidoras. Al ver imágenes de actrices como Jennifer Garner, Jessica Alba o Jessica Biel, las top model Miranda Kerr, Alessandra Ambrosio y Rosi Huntington-Whiteley, se puede reconocer fácilmente el ‘matiz Marant’.

La colaboración se anunció con bombos y platillos, y CARAS tuvo acceso al exclusivo lanzamiento que se realizó en París para la prensa internacional. Vestida con falda corta, chaqueta y unas sandalias que jamás delatarían su edad, la diseñadora que supo reinventar el glamour francés adelantó el espíritu de la colección que el próximo 14 de noviembre llegará a Chile.

Wp-isabel-marant-450

—¿Cuál fue su reacción cuando la invitaron a crear esta colección?
—Me di cuenta de que en este momento de mi carrera, es también una oportunidad de hacerle un regalo a toda la gente que me sigue desde siempre, que me envía cartas, palabras de amor, que me dice: “Yo adoro tus diseños pero no los encuentro en mi país”, o  “Me encantan tus colecciones pero no puedo comprarlas porque son muy caras”.

—¿Por qué aceptó?
—Para mí lo importante es compartir todos mis esenciales, las vestimentas preferidas de mi carrera. Y como tengo este enfoque de ropa fácil de llevar, creé prendas que no son muy diferentes a las que yo podría haber hecho para mí misma.

—O sea que recreó los must-have de la marca para quienes soñaron con un modelo suyo…
—Hay cosas que son casi exactas a las de mis colecciones anteriores, también otras que fueron modificadas porque hacía falta que todas esas piezas que fueron parte de diferentes etapas de mi carrera quedaran coherentes juntas.

Wp-Isabel-Marant-450-2

—Isabel Marant es moda fácil de usar y con una fuerte personalidad. ¿Cree que esto influyó para que la llamaran?
—Nosotros somos una de las marcas más queridas por una clientela joven y a la moda, y el público de H&M también es así. Tengo un enfoque que es muy cercano a su filosofía y compartimos valores similares. Además yo tengo en mis creaciones algo bastante accesible, a pesar de todo.

—¿Cuál fue su enfoque para realizar esta línea?
—Tengo un enfoque muy realista de la moda. Elegí hacer prêt-à-porter y yo tomo la palabra literalmente, quiero decir, me interesa tener vestimentas en mi placard que puedo llevar de manera cotidiana. Necesito que la ropa sea verdadera, para una mujer real, que existe, que parte en la mañana, que lleva a sus hijos a la escuela, que va a la oficina, tiene un almuerzo de negocios, va a tomar un trago con amigos, sale en la noche…

—Y también hay una influencia étnica…
—La verdad es que la inspiración puede venir de cualquier parte, o cosa. Por ejemplo, el estampado en los polerones viene de una alfombra que tengo en la casa de campo. Otras veces puede aparecer a partir de una pluma que encontré en el piso. Los pantalones con bordados vienen de una colección inspirada en las tribus amerindias, son motivos que siempre me gustaron mucho. Es como una mujer que toma elementos un poco de todos lados a través de sus viajes, y rehace cosas personales con eso.

—Pero esta colaboración muestra también la vuelta de lo francés como un look a seguir en la cultura juvenil, la misma que en los setenta pusieron de moda mujeres como Jane Birkin. El french-touch comienza a verse imitado en las calles. ¿Usted cómo lo define?
—Creo que a fuerza de preguntas empiezo a saber un poco qué es. Pienso que la mujer francesa siempre tiene un lado cool, fácil, ella es stylish pero no demasiado. Yo creo que su secreto es que pasa mucho tiempo intentando mostrar que no se presta mucha atención, cuando en verdad se cuida mucho.

Wp-isabel-Marant-450-3

La colección, que llegará a las tiendas de todo el mundo incluye ropa y accesorios de mujer, una línea para niños y otra para hombres. Destacan las tonalidades urbanas como el negro, el antracita y el gris, que se aclaran con toques de blanco y mezclas de rojo. Los motivos tie-and-dye y los jacquards jugarán con los colores. Los materiales como la lana, el hilo, el jersey o el cuero, serán a la vez confortables y funcionales. Además, y para aquellas fanáticas de sus accesorios, la colaboración incluye los famosos collares de perlas, las finas bufandas, los largos cinturones metálicos, los brazaletes y los aros. Hay botines con taco cónico y un par de escarpines de taco alto. Para los hombres, bufandas, botas, zapatillas estampadas, gorras de marinero y cinturones bordados con perlas. Para los más jóvenes, Marant reinterpretó sus creaciones tradicionales pero en forma lúdica, poniendo el acento sobre los estampados.