Carolina Ardohain siempre tuvo una increíble complicidad con la cámara. Incluso antes de que una revista argentina la bautizara como “Pampita” en honor a su ciudad natal, su sonrisa fácil funcionaba como una suerte de llave maestra capaz de abrir cualquier puerta. Pero esa luz se apagó hace ya casi dos años. Blanca, su hija mayor, murió de manera inesperada y desde entonces la modelo se guardó. No volvió a dar entrevistas sobre su vida privada y es posible que nunca más lo haga. Pero su química con los flashes sigue intacta, y el nuevo hijo que en octubre llegará a la familia le ha devuelto la fuerza. “En los embarazos me siento con energía para todo, me pongo más creativa y me gusta tener la cabeza ocupada. No lo tomo como un descanso”, confiesa en las playas de Ocean Drive. 

Wp-carolina-450

A pesar de estar a miles de kilómetros de su casa -que oscila de manera indistinta entre Santiago y Buenos Aires-, Pampita despierta fascinación también en Estados Unidos. La gente la para en el mall para pedirle fotos, la saludan como si fuese una amiga de la infancia y varios quedan atónitos cuando la ven posar en bikini. Ella está acostumbrada y siempre responde. Se sacó una selfie con una niñita en el salón VIP de LAN antes de tomar el avión, posó junto a un cartel con el mensaje “Feliz Cumple Belu” para una fan que estaba de cumpleaños y agradeció cada muestra de cariño. Durante cinco días se dedicó a descansar, nadar en el mar y a comprar algunas cosas para la pieza de su hijo, que aún no tiene nombre pero empezará con ‘B’ de Benjamín, Blanca, Bautista y Beltrán. Todo, antes de partir a México para participar como jurado de un reality de moda y de grabar un ciclo de doce entrevistas para el canal Fashion TV

Wp-pampita-450-8

Sobre la belleza

“Uso crema de noche todos los días, y no ocupo botox ni ácido hialurónico. Hasta el momento no he sentido la necesidad… No lo descarto, aunque por ahora no está en mis planes. No tomo ni fumo. Soy buena para dormir y la verdad es que como de todo, pero el deporte es fundamental en mi vida. Me gusta bailar, andar en bicicleta, hago TRX y nado todo el año. Prefiero la belleza natural y con defectos, pero que transmita e irradie algo especial”.

Wp-pampita-450-9

Confesiones en la arena

“Lo que pasa en Miami queda en Miami”, bromea Pampita mientras conversa tendida en una reposera y come unas pocas papas fritas en la extensa playa de Ocean Drive, justo frente al hotel Esplendor Breakwater. Como cualquier mujer embarazada, Carolina es súper cuidadosa del sol. Ocupa sombrero, mucho factor solar para evitar las manchas en la piel y se protege especialmente la boca, rasgo que acostumbra a resaltar. “Tengo labiales de todos los colores y en todas partes: algunos en la cartera, otros en el auto… Es lo único que siempre uso. No me pongo base ni máscara de pestañas todos los días, pero mi boca siempre está pintada”.

Wp-pampita-450-2

¿Fashion o clásica?

“Me gusta la moda pero no soy adicta. Uso solamente lo que me queda bien, y me considero bastante clásica a la hora de vestirme. Un buen jeans, blazers y zapatos con taco son mis básicos. Tengo vestidos de hace 15 años y los sigo usando. Siempre prefiero prendas más atemporales, pero de buena calidad”.