Diciembre es un mes muy esperado por varias razones. Para los amantes de la moda y el diseño, es el momento en el cual se conoce el color del año. El tono que reinará en las pasarelas, las ambientaciones y, por supuesto, en las calles. 

Así como el 2014 todo se tiñó de orquídea radiante, esa delicada línea entre el morado y el fucsia, el 2015 será el momento del marsala: el tono rojizo que nos recuerda a los ladrillos, la greda y el vino tinto.

wp-450-marsala

No se trata de una elección caprichosa. Detrás está la empresa Pantone, conocida internacionalmente por marcar tendencia en materia de coloración, y siempre acertar.

Para llegar al color del año se estudian distintos factores: las pasarelas de las principales capitales de la moda, el arte, la gastronomía, la decoración, el cine y, por supuesto, las tribus urbanas. Paisajes y nuevas texturas también influyen.

wp-450-marsala2

“El marsala se adapta a todos los tipos de piel y es igualmente requerido por hombres y mujeres”, asegura Leatrice Eiserman, directora ejecutiva del Instituto Pantone. Está inspirado en los vinos de Sicilia y para la experta se trata de un tono “sutilmente seductor que nos atrae con su cálido abrazo”. Es ideal para pintar una pared, para un vestido de noche, una cartera, zapatos y, por supuesto, para un maquillaje intenso. En palabras de Eiserman “su elegancia se traduce fácilmente a la moda, la belleza, el diseño industrial, los muebles para el hogar y los interiores en general”.

En las últimas colecciones el marsala subió a la pasarela de la mano de Dolce & Gabbana y Burberry Prorsum, y fue el elegido por la it girl Olivia Palermo en varias oportunidades. En maquillaje es el color perfecto para labios y uñas, y en accesorios se convierte en un gran comodín, fácil de combinar con tonos neutros o metálicos. 

wp-450-marsala3