Entrar al imperio del diseñador italiano es como adentrarse en un universo paralelo, un mundo de una estética perfecta en el que todo está en alta definición, con dos hogares en los que el fuego se mueve en perfecta simetría.
Sus asistentes se deslizan por el lugar sin hacer un solo ruido y señalan un cuarto del tamaño de una cancha de tenis, adornado con objetos que seguramente cuestan más que un salario anual promedio. Allí está él. Valentino parece una suerte de capo de la mafia que ha estado oculto durante años dentro de una cama solar. Es el último emperador de la alta costura y, por qué no, un mito viviente.

En sus casi 50 años de carrera y hasta su retiro, en 2008, ha vestido a las mujeres más lindas del mundo y en la Somerset House de Inglaterra se acaba de inaugurar una muestra que repasa su vida (se puede ver hasta marzo). Valentino, master of couture es, según él, sencillamente sensacional: “Elegí 140 vestidos y algunos de ellos jamás han sido vistos”, dice. El diseñador habla y se mueve como un dandy. Han pasado cuatro años desde su último desfile en París. “Estoy feliz de haber parado en ese momento, porque siento que lo he hecho todo. Hice todas las colecciones que quise”, comenta.

En 2009 se estrenó el documental sobre su vida ‘Valentino: The Last Emperor’, que refleja su particular visión sobre la moda, la belleza y la vanidad. El hombre que subió a modelos ultradelgadas a las pasarelas se muestra firme en sus convicciones: “Eso siempre ha sido un tema de discusión y lo cierto es que algunos han intentado trabajar con otro tipo de mujeres… pero no funciona. No puede funcionar. ¿Sabes por qué?, porque si trabajas con un cuerpo más grande la ropa no luce como quieres”.

Que sabe de lo que habla no quedan dudas. Y de que su retiro es algo simbólico, tampoco. Como la aparición que hizo en la película El diablo se viste a la moda (2009), donde se interpretó a sí mismo, o la reciente colaboración con Puig, la compañía de belleza que tiene entre sus marcas a Carolina Herrera, Nina Ricci y Paco Rabanne, quien acaba de lanzar su nuevo perfume, Valentina. Una fragancia concebida con el mismo espíritu de la alta costura.

Envíe su opinión sobre este artículo a actualidadcaras@televisa.cl