Los elogios esta vez van para las colecciones masculinas que tuvieron lugar nuevamente en la pasarela NonStop, la misma en la que ayer brilló Andrea Lamas de 29 años. En esta ocasión el mensaje era claro, había que romper el diseño tradicional del vestuario masculino, algo que Mon&Velarde (Medellín), David Alfonso (Bogotá) y Orozco Clothing (Medellín) demostraron con sofisticación y elegancia.

Wp-orozco-450

Y fue justamente esta última propuesta la que causó mayor atracción. Con 26 looks y 75 piezas, Jorge Orozco nos transportó a un show de rock de los años setenta y ochenta, época en la que grandes estrellas como David Bowie y The Beatles movían al mundo e inspiraban tendencias. Cortes rectos, imanes en vez de botones y gafas de sol futuristas, fueron las claves para dar con una colección primavera-verano llena de vanguardia.

Wp-john-colombiamoda-450

Más tarde vendría el turno de la pasarela “Jóvenes creadores”. Aquí el requisito se tradujo en la capacidad de soñar. Con 22 años como edad promedio, 13 jóvenes impusieron sus creaciones inspiradas en el concepto de Materia Viviente. Cada uno de ellos, experimentó de forma personal volúmenes, texturas y cortes con el fin de contar una historia y pavimentar un esperado camino en el mundo de la moda. Trabajo en el que ya llevan ventaja Jhon Hobber Ramírez y Miguel Mesa. Ambos, fueron los más aplaudidos y fotografiados por el público. Hobber se basó en la construcción de paralelismos antéticos, una especie de binomios, donde el color y las formas lo hicieron todo. Mesa por su parte, brilló con un viaje a la exótica América del siglo XVI. Estampados tribales, telas sobrepuestas, cortes asimétricos, coloridas lanas y ruanas, hicieron de su colección “Horizontes” una obra maestra que fue ovacionada de pie.

Wp-gef-450

El punto más alto de la segunda jornada fue la pasarela de Johanna Ortiz, reconocida por su impecable y femenino trabajo. Apetecida por cientos de editoriales de moda en todo el mundo, esta diseñadora sabe que su trabajo es grande. Su colección Resort16 se inspiró en las orquídeas, en sus movimientos y pétalos. Espaldas descubiertas, nudos a la cintura y estampados tropicales hicieron que una vez más, Johanna causara furor.

Y como en Colombia todo es alegría, esta jornada no podía cerrar de otra forma que con una gran fiesta de color y vida a cargo de la deportiva marca GEF.

#CARASenColombiamoda