Tiene sólo 15 años, pero una determinación que no es común en niñas de su edad. Chiara Leone, la representante chilena de la competencia de modelos Elite Model Look World 2015 y que quedó entre las 10 finalistas, sabe lo que quiere y tiene las herramientas a mano: una cara angelical, piernas largas, valentía y disciplina. Ya se la pelean en las pasarelas de Londres, Amsterdam y Milán.

“Cuando descubrimos a Chiara tenía sólo doce años. Tuvimos que esperar que cumpliera 14 para presentarla al concurso internacional. Era súper niñita, pero ya tenía una cara preciosa y una altura impresionante”, cuenta María de los Angeles Paul, directora de Elite Chile. A tan corta edad no es fácil enfrentar el mundo del modelaje, pero la joven modelo está consciente del desafío porque sabe que está en una de las agencias más importantes del mundo y que ha representado a figuras como Claudia Schiffer, Gisele Bundchen y Cara Delevingne.

chiara450

Porque ya sabe lo que quiere, Chiara está viviendo con su familia en Milán hace dos meses y piensa quedarse al menos un año más. “Entré al colegio y ha sido una experiencia bacán. Tuve que integrarme en un ambiente nuevo pero las chicas aquí son amigables y no tuve problemas para hacer nuevas amigas, sé hablar italiano y la personalidad no me falta. Ademas, la moda aquí esta mucho mas desarrollada. Italia me encanta”, asegura radiante.

No le importa no haber ganado el concurso, porque fue la experiencia que necesitaba para saber si las pasarelas eran su camino. “No hay nada que no me agrade del modelaje. Aunque a veces la competitividad es fuerte, trato de vivir feliz y dar lo mejor. Modelos flacas, lindas y con buen cuerpo hay miles, para triunfar se necesita un complemento entre rostro, cuerpo y actitud. Hay que ser determinada, educada, responsable y comprometida”.

Instagram @chiara.leone