Hay eventos marcados con destacador en cualquier calendario fashionista. El Festival Internacional de Cine de Cannes es uno de ellos. En la versión número 68º la actriz mexicana-keniata Lupita Nyong’o llevó un vestido verde de chifón plisado y pedrería de Gucci que hizo reventar los flashes en la alfombra roja. Aunque no está en competencia, ganó como la más glamorosa del festival. De todas formas, este año también robará miradas en la pantalla, cuando en diciembre se estrene el esperado Episodio VII de Star Wars, de la cual es una de las protagonistas. Pero no fue la única en marcar tendencia.

Sienna Miller fue la miembro del jurado con más estilo. La actriz, ex novia de Jude Law, eligió un vestido de Balenciaga para asistir a la presentación de quienes premiarán este año a los mejores de la muestra francesa.

wp-cannes04-450

Otra de las que suele destacar y esta vez no falló fue Natalie Portman. Embajadora de Dior, eligió un strapless rojo, y fue una de las pocas que apostó por el color más visto en la reciente gala del MET. La actriz debuta en Cannes con una película dirigida, escrita y protagonizada por ella misma. Lo hace además adaptando la novela autobiográfica del escritor israelita Amos Oz. Una historia de amor y oscuridad, publicada en hebreo en 2002 y traducida nueve años después a varios idiomas. Además se acaba de conocer que interpretará a Jackie Kennedy en biopic del chileno Pablo Larraín (El Club).

wp-cannes06-450

Julianne Moore, que en esta oportunidad fue la encargada de abrir la muestra, es otra de las que suele acertar para las alfombras rojas. La protagonista de la película ganadora de una Palma de Oro en Cannes en 2014 por su interpretación en Map to the stars lució un vestido en seda y tweed de la colección otoño-invierno Ready-to-Wear de Chanel.

wp-cannes02-450

También Sophie Marceau eligió la gran marca del lujo, y deslumbró con vestido largo de tul negro, bordado con lentejuelas plateadas y una falda a juego con cinturón de satín. Es una de las tres jurados mujeres de la muestra, junto a Sienna Miller y Rossy de Palma. La dirección del grupo este año será compartida por los norteamericanos Ethan y Joel Coen, que llevan tres décadas haciendo cine juntos. La dupla recibió su primer Oscar en 1997 por el guión de Fargo y en Cannes la Palma de Oro en 1991 por Barton Fink.

En términos de estilo, la única sombra para Lupita fue tal vez Naomi Watts. Con un diseño de la última colección Couture del libanés Elie Saab dejó a todos con la boca abierta. Y la falda de plumas será, seguramente, una de los must have para la próxima temporada. Watts se presenta en la competencia oficial con la cinta The sea of trees, del director Gus van Sant y acompañada por el ganador del Oscar Matthew McConaughey.

wp-cannes03-450

La ex modelo de Victoria’s Secret Karlie Kloss fue, junto a Doutzen Kroes y Bar Refaeli, una de  las tres maniquíes que destacaron el primer día del festival. Kloss escogió un vestido firmado por la casa Versace para desfilar por la alfombra roja que dejaba ver su figura tallada.

wp-cannes05-450

Más allá del glamour, que ya eligió su propio podio, para esta edición las cintas imperdibles son Carol, con Rooney Mara y Cate Blanchet,  basada en la novela de Patricia Highsmith. Macbeth, el clásico de Shakespeare, con actuaciones de Marion Cotillard y Michael Fasbender. También están entre las destacadas Amy, el documental de la cantante Amy Winehouse de Asif Kapadia. Love, de Gaspar Noé, el mismo de Irreversible, también será de las más comentadas. Algunos dirán incluso que es escandalosa, pero ¿un affaire entre dos mujeres y un hombre es muy anormal en estos tiempos?