El mismo año que nacía coca cola y se inauguraba la estatua de la libertad, Charles Lewis Tiffany presentaba el anillo Tiffany® Setting. Elaborado con ‘seis uñas’ que funcionaban como engarces, tenía la promesa de sostener un diamante puro y equilibrado, una pieza de selección que era capaz de superar mil pruebas de calidad para finalmente convertirse en la joya ícono de la Gran Manzana.

GettyImages-3234086

Continúa disfrutando de este contenido de colección: ve por tu Black Book, disponible en todos los kioscos del país.