Tras la última gira por Europa de Sebastián Piñera y Cecilia Morel, el medio español posó los ojos sobre la Primera Dama para hacer un completo análisis de sus looks, calificándola como una mujer “a la vieja usanza”, “de estilo clásico” y fiel a sus gustos, lo que hace que su aspecto sea “personal e intransferible”. Para las ocasiones formales, la esposa de Sebastián Piñera opta por brillos y tornasoles.

Según Vanity Fair España, una de las telas predilectas de Cecilia Morel es la seda combinada con brillos y tornasolados. “Normalmente es el material escogido para confeccionar sus conjuntos de falda (o vestido) y chaqueta cortados a la rodilla, habitualmente poco ajustados y de manga larga o francesa”, señala la revista.

file_20181009101119

La Primera Dama, de acuerdo a la publicación, también ocupa mucho los brocados -tela tejida con hilo metálico que le da realce- y encajes, similares a los que visten las madrinas en los matrimonios. “Apropiados pero algo pasados de moda”, considera el medio. Cecilia Morel prefiere los colores suaves, pero de vez en cuando luce algunos más llamativos.

“Cecilia Morel no es amiga de las estridencias”, dice Vanity Fair respecto a los colores favoritos de la esposa de Sebastián Piñera: tonos pastel, rosa, blancos y crudos. “El rojo o el rosa fucsia han sido sus salidas de tono más llamativas que solo ha usado en ocasiones contadas”, agrega la revista.

file_20181009101846

Y en relación a los accesorios, la publicación resalta que “pese a pertenecer a una familia acomodada”, la Primera Dama no es muy dada a usar joyas ni adornos en general, aparte de su reloj, aros y alguna gargantilla dorada. “Son todos complementos cuyos diseños son de hace décadas lo que hace deducir que Cecilia Morel no parece tener interés en renovar su joyero o su bisutería con asiduidad. Simplemente, el mundo de los complementos no le interesa”, concluye el medio.