El escritor, sicomago, tarotista, cineasta, mimo y más, Alejandro Jodorowsky, no deja de impresionar con su descendencia. Su hijo Cristóbal es sicomago y artista. Adanowsky sube a los escenarios como cantante, actúa, dibuja y fotografía. Brontis, actor, prefiere las tablas. Hoy es la hija de este último, junto a la también actriz Valérie Crouzet, quien comienza a llamar la atención. Esta chica de 21 años que lleva el nombre de la enamorada del personaje principal de Santa Sangre (la película en la que sus padres tienen pequeños roles), es la nueva socialité parisina.

El físico de Alma impresiona de entrada. Piernas interminables, su cara tiene un pequeño aire a actrices de antaño… mezcla de femme-fatale pero con ternura juvenil.

Alma creció en medio del culto a directores como François Truffaut, Frank Capra o Elia Kazan y de las comedias musicales de Jacques Demy. Los franceses la descubrieron el año pasado en la película Sea, No Sex & Sun, una comedia que la lanzó como una de las esperanzas dentro de la nueva camada de actrices. Pero, lo que la diferencia de sus compañeras, es que su floreciente carrera fílmica coexiste junto a su interés por la moda. En medio de castings, clases del teatro en el conservatorio de Asnières y cursos en la New York Film Academy, trabajaba como modelo y mantenía un blog de moda como toda joven fashionista. Supo cómo llamar la atención del público y las revistas de tendencias cayeron rendidas a sus pies. La amaron, y comenzaron a retratarla.

El físico de Alma impresiona de entrada. Piernas interminables, su cara tiene un pequeño aire a actrices de antaño como Romy Schneider o Françoise Dorléac, mezcla de femme-fatale pero con ternura juvenil. En cuanto a su look, parece descuidado. Pero al verla y escucharla es fácil darse cuenta de que está completamente estudiado. Se describe como una apasionada de la música (The Doors, David Bowie, Patti Smith) y en especial de las voces de los sesentas. Sus poses y su vestimenta reflejan, también, un homenaje a esa época.
Wp-Alma-Jodorowski-193
En materia de moda le encanta mezclar estilos y colores, asociar prendas vintage encontradas en tiendas de ropa usada con los accesorios del momento. “Mi estilo está inspirado en todo lo que me rodea: música, películas, personas en las calles y fotos. Mezclo un montón de influencias diferentes. Estoy influida por el swinging London de los 60s, el estilo dark rock-‘n’-roll de los 80s y el romanticismo hippy de los 70s”, dijo a Vogue Australia, revista que la declaró la nueva It Girl francesa al verla en las primeras filas del desfile Chanel primavera verano 2013.

Ese nuevo estatus de socialité Alma lo tiene claro y lo demuestra cuando habla de quiénes son sus íconos: le gustan la ex modelo inglesa y ahora animadora de televisión Alexa Chung y también Dita von Teese, de quien destaca el estilo más retro y cabaret. Pero para no quedarse sólo en la moda, para ella otra gran influencia son las actrices de la nueva ola del cine francés, como Jane Birkin, Anita Pallenberg o Anna Karina.

Toda esa mezcla de gustos y estilos Alma los explota a la perfección. Su larga cabellera con puntas más claras y sus ojos bien delineados son un perfecto guiño a las mujeres que marcaron el cine francés. Pero su look ecléctico e influido por el rock también recuerda a su tío Adanovsky. “Uso anillos grandes y prefiero aquellos con cabezas de serpientes. ¡Uso mínimo cuatro!”, dijo.

Mi estilo está inspirado en todo lo que me rodea: música, películas, personas en las calles y fotos. Mezclo un montón de influencias diferentes.

Su estilo personal ha llamado la atención. Tanto, que ya fue capturada por el ojo de Karl Lagerfeld, quien la vistió para la exposición de La pequeña chaqueta negra de Chanel y también durante sus desfiles: “¡Amé el show! Fue muy excitante tener un asiento en primera fila en un gran evento como ese”, recordó Alma mientras miles de flashes iluminaban su cara. Gracias a eso, su agenda fashion y mundana está bastante ocupada: a fines de abril formó parte del selecto grupo, junto a Rita Ora o Gaspard Ulliel, que celebró la apertura de la muestra The Little Black Jacket en el The Venue, muy cerca del Burj Khalifa en pleno Dubai. Pocos días después, de vuelta en París, fue fotografiada en la exposición “N° 5 Culture Chanel” en el Palais de Tokyo, una muestra que retrasa la historia y los secretos, hasta ahora bien guardados, del mítico perfume.

Pero, a pesar de disfrutar de su vida como it girl Alma no deja de trabajar en su más grande pasión, el cine. Hoy se encuentra presentando su nueva película, adaptada de un comic de Julie Maroh La vie d’AdeleLe Bleu est une couleur chaude. El último descubrimiento de la prolífica familia Jodorowsky está entre nosotros. Esto recién comienza.