Sí, las mujeres deseamos. Deseamos mientras trabajamos, estudiamos, cocinamos, planchamos, lavamos. Mientras estamos bañando a nuestros hijos, mientras estamos con nuestros maridos, mientras estamos solas mirando televisión o escuchando música en un taco infernal. Subiéndonos a la micro o evitando ser apretujadas en el metro. Todas sin importar la edad y el estado civil pensamos, deseamos y fantaseamos.

Ahora bien, a diferencia de los hombres, en las mujeres el deseo y la fantasía sexual por generaciones ha sido sinónimo de muerte, de mutilaciones y de pecado. No obstante, gracias a Dios, las mujeres hemos ido saliendo de ese estado contemplativo a un estado más activo. Díganme si no se activan las hormonas cuando uno hace contacto visual con un hombre. Si un Hombre. Un hombre que se plante como tal. Que tenga un no se que, o un que se yo. Y nos revolucione cada célula de nuestro cuerpo. Claro no es “cualquiera,” es aquel que resulta perfecto o atractivo “para mi”. Lo ves. Te provoca. Deseas. Sin embargo, te controlas. Te detienes abruptamente. ¿Por qué? no lo sabes… aunque eres capaz de cuestionarte miles de cosas. Pero no de las que realmente importan. En fracciones de segundos pasan por tu cabeza estereotipos, inseguridades, taras, educación y por sobre todo falta de información. Toda tu pasión se diluye en la misma fracción de segundos y te quedas sólo en el deseo… ese deseo que un principio te movilizó, sin importar tu inclinación sexual, tu edad o estado civil, se vuelve en tu contra y te congelas.

Cuentos para ir a la cama, Fantasías eróticas de Mujer, antología a cargo de Lucía López, es lo que a gritos “silenciosos” las chilenas pedíamos. Si un libro “made in Chile” escrito por 25 reconocidas mujeres, del mundo político, del espectáculo y de las comunicaciones, que nada tiene que envidiarle a Cincuentas Sombras de Grey de E.L Jasmes, o a las trilogías eróticas de Megan Maxwell, Silvia Day, Jodi Ellen Malpas o Raine Miller, entre otras. Créanme Nada. Es más. Es un aterrizaje a nuestra realidad y eso lo que lo vuelve tan único y especial. Son 25 cuentos que te harán sentir. Descubrirás. Te cuestionarás. Mirarás y te abrirás a un mundo desconocido. Tu sexualidad. Lucía López, lanzó una invitación a que a través de este libro sintiéramos y nos conectáramos con nuestro propio cuerpo. A que te embriagues de goce. Te abras salvajemente al deseo. Lo bueno no es pecado. El sexo es bueno. Evitarlo es contra natura. Y es mejor aún cuando buscas la complementariedad de los sexos. Cuando tu y el bailan y dan rienda suelta a una danza erótica que permite a que ambos se adapten, para poner sus deseos al unísono. Recuerda que el cambio es nuestra opción y se inicia cuando se decide.

Conócete. ¡Descubrirás que estás viva!.

Libro: Cuentos para ir a la cama. Fantasías Eróticas de Mujer. Antología a cargo de Lucía López.
Nº de páginas: 285
Editorial: Planeta
Precio: $12.255

Comentarios

comentarios