Para que tu balsa llegue a la otra orilla jamás hay que perder la esperanza. Hay que tener coraje, perseverancia y la determinación para seguir adelante. ¿Cuántos de nosotros hemos bajado los brazos en distintos momentos difíciles de la vida, debido a la frustración y al cansancio? “Querer mandar todo a la mierda” porque el desgaste ha sido enorme y no se ven luces por ninguna parte. Lo único que uno quiere es sentarse y arrimarse a un buen árbol. Descansar. Simplemente respirar, para saber que se está vivo. Eso es muy válido, en la medida en que no dejes que la sombra del árbol tape la tuya. Y acojas ese tiempo de dolor, angustia y desesperación para trazar nuevamente tu ruta. Redireccionar tu camino. Como diría Isabel Vega, tengas el firme propósito de escribir “La aventura de reinventarse”.

Un libro esperanzador que demuestra con 30 historias de personas de todo el mundo, de las cuales 15 son chilenas, que todo sucede por algún motivo. De hecho, según su propia autora este libro nació “un día que me llegó un video que me llamó mucho la atención. Se trataba del testimonio de un hombre chino llamado Wang Deshun, donde mostraba que a los 80 años se hizo famoso desfilando en una pasarela como modelo”. Allí él contaba que esto sucedió después de haber recorrido muchos caminos, en los que se desempeñó como actor, practicó natación, fue escultor y después de cumplir 50 años decidió someterse a un entrenamiento físico riguroso, con el propósito de demostrar que los cambios de ruta son posibles y que “las limitaciones están sólo en la mente”.

¿Por qué piensas que hoy es importante hablar de estos temas?

Siento que existe la imperiosa necesidad de ampliar la mirada, más allá de las historias dramáticas, la delincuencia y la corrupción que vemos todos los días en los medios de comunicación. Hay que contrarrestar esta tendencia mostrando un lado más luminoso de la vida, conociendo personas valientes y valiosas que nos dan esperanza porque han luchado y han logrado torcerle la mano al destino haciendo cosas maravillosas y siendo protagonistas de su historia.

¿Fue muy difícil seleccionar las 30 historias? ¿Cuánto tiempo demoró tu investigación, entrevistas en profundidad y redacción?

Me demoré más de un año y fue un trabajo difícil porque a la mayoría de las personas no las conocía. Tuve que investigar y conversar con mucha gente para conseguir referencias de historias que pudieran resultar interesantes. En otros casos, a través de internet encontré testimonios que me parecieron valiosos, y luego de una larga búsqueda logré contactarme con los protagonistas para invitarlos a participar en este proyecto.

¿Cómo seleccionaste las historias?

Mi objetivo era buscar historias diferentes para mostrar que las circunstancias son pasajeras, y que la opción de reinventarse está abierta en cualquier etapa y situación de la vida. La idea puede surgir luego de una tragedia, de una pérdida o de un fracaso, y en otros casos, puede ser producto de una búsqueda personal comandada por el deseo de realizar una transformación e iniciar una nueva etapa. Por este motivo seleccioné mujeres y hombres de distintas edades, de diversos orígenes socioeconómicos y provenientes de diferentes regiones, para dejar en evidencia que este proceso no está determinado por la juventud, por el dinero o por un lugar geográfico.

Este es tu tercer libro, ¿a qué responde tu narrativa? ¿Cuál es el aporte fundamental?

Mis tres libros son muy distintos en la forma, pero en el fondo tienen en común el deseo de aportar una mirada optimista hacia la vida, que transmita esperanza y permita aceptar los cambios como algo natural, enfrentando las dificultades como un desafío que nos permite crecer y fortalecernos. Me gustaría mucho que lo leyeran personas que se sienten paralizadas o atrapadas por sus circunstancias, para que a través de estos testimonios reafirmen su confianza en las enormes capacidades que tiene el ser humano y puedan darse cuenta de que la vida nos ofrece muchas oportunidades para salir adelante con valentía, paciencia y perseverancia.

¿Hay algo de los “pasos” que hablas (me refiero a ti como persona) en este libro y en lo que realizas?

Por supuesto, yo he tenido la experiencia de reinventarme varias veces. En el plano personal, me separé después de 28 años de matrimonio y en el campo laboral, comencé estudiando matemáticas y después de un posgrado en Estados Unidos me volqué a trabajar en el desarrollo de habilidades interpersonales. Yo he tenido marcados cambios de etapa en mi vida y he experimentado cada uno de los pasos que menciono en el libro, lo cual me ha confirmado que la decisión de dar el primero que es lo fundamental. El primer paso quizás no nos lleva directamente donde queremos ir, pero lo importante es que nos saca del lugar donde estamos.

carlosemuozr

¿La resilencia se enseña o la vida la enseña?

Hay personas que son resilientes en forma natural y tienen una capacidad para sobreponerse a las adversidades que resulta admirable. Otras, sin embargo, pueden desarrollarla con el tiempo y a través de las experiencias que les toca vivir. Según los investigadores, la resiliencia se puede construir si se cuenta con ciertos factores internos como la autoestima y otros externos como una persona que constituya un modelo positivo de conducta que ame, contenga, respete y valore a ese ser humano que está creciendo y aprendiendo a hacerse fuerte. En el libro describo la teoría de Stefan Vanistendael que dice que este proceso es similar a la construcción de una casa con varios pisos y diferentes habitaciones.

¿Qué rol desempeñan los padres en la capacidad que tienen hoy los niños en el manejo de la frustración y en sobreponerse a las adversidades?

En la actualidad se está dando un enfoque equivocado en la formación de los niños, porque se tiende a evitar que sufran cualquier frustración u obstáculo en su camino y eso les impide desarrollar los recursos y las habilidades necesarias para enfrentar y superar los retos que inevitablemente se presentan en la vida de todas las personas. Es como si evitaran que los niños se cayeran cuando están aprendiendo a caminar, así nunca podrían aprender a pararse.

¿Además de pintar y escribir, qué te apasiona?

Algo que me apasiona es viajar, conocer esos lugares maravillosos que hay en el mundo y que no quisiera perderme. Me gustaría recorrer hasta el último rincón de Europa, conocer la diversidad de gente que habita este planeta y ver los atardeceres en el mar de todos los continentes. Lamentablemente es un sueño caro, pero me encanta creer que es posible.

¿En qué estás trabajando actualmente? 

Estoy dando charlas motivacionales en empresas, fundaciones, y también en centros culturales. Por ejemplo, el próximo jueves 12 de abril empiezo a dar en las tardes un ciclo de charlas en el Café Literario de Providencia. Ese día trataré el tema de mi libro anterior “Estaciones del alma”. Luego el 3 y 17 de mayo seguiremos analizando cómo enfrentar mejor los cambios a través de imágenes e historias. Asimismo, el libro ya está disponible en las librerías Antártica de todo el país. Y a mí me pueden contactar a través de mi página web www.isabelvega.cl o por facebook en Isabel Vega – Reflexiones. La aventura de reinventarse no tiene edad. Nunca es tarde para darle un giro de tuerca a nuestra vida. Eso es lo más importante y lo que te queda latiendo en el corazón, después de haber leído este libro.

Título: La aventura de reinventarse.
Autora: Isabel M. Vega.
Editorial: Cuarto Propio.
Nº de páginas: 235.
Precio: $12.000

Comentarios

comentarios