Así es Mira tú! Guía para perderse en Chile, del periodista Juan Pablo Barros, un libro que encantará a todos aquellos que aún mantienen viva la capacidad de asombro y que están en permanente búsqueda de datos curiosos de nuestra historia. Sus 461 páginas, pasan volando por el agradable “formato” que posee este libro. Además de las bonitas y originales infografías explicativas, sus creativas líneas de tiempo, las notas al margen y los textos cortos, están escritos con mucha precisión y humor.

Ahora bien, Barros al mencionar y acercarse a 12 lugares patrimoniales de nuestro país, reconocidos personajes y sucesos históricos www.miratu.cl establece inéditas asociaciones, que finalmente lo transforman en una anécdota genial, simpática y reveladora.

Por tanto, vía crónica –uno de los géneros periodísticos por excelencia que mezcla la información con la opinión– Barros lanza una invitación permanente al lector para que descubra sin miedo y sin vergüenza, su pasado y origen.

El periodista Juan Pablo Barros, conversó en exclusiva con caras.cl, sobre su nuevo libro y también acerca de su próxima obra, un ensayo titulado “Dioses que comen niños”.

Wp-Aurora-1

¿Además del programa que se transmitía en TVN, qué te motiva a escribir “Mira tú”?

Siempre tuve la inquietud de tratar contenidos como estos. Además quería utilizar los lugares, ya no como escenografía, sino que como excusa, como trampolín, para el conocimiento y la imaginación. Quizá viene de la influencia de mi viejo, un arquitecto que, cuando me llevaba al colegio, me iba contando la ciudad. O de un abuelo, que hasta los 80 años, cada vez que tenía que hacer un trámite a tres o cuatro comunas de distancia, partía caminando, pudiendo tomar una micro o un taxi. Y, claro, también me motiva la influencia de los grandes cronistas chilenos en texto e ilustración, como Vicuña Mackenna, Joaquín Edwards Bello, Roberto Merino y Lukas, entre muchos otros.

¿Por qué es una guía para “perderse” en Chile?

El libro y sus textos no buscan guiar a un recorrido lógico de forma utilitaria. Al contrario, se basan en aproximaciones un poco arbitrarias y subjetivas, porque supongo que todo lo realmente interesante, tiene algo de personal. Entonces, el principal criterio, es llegar lejos mediante el asombro, eligiendo una perspectiva entre muchas posibles. El libro funciona a base de disgreciones, asociaciones libres y comparaciones muy espontáneas, revelando la relación no conocida entre lo que uno tiene al frente y un dato increíble. Así que la invitación sí es a perderse. Por un lado, los datos e historias son muchísimas. Es posible y placentero ya perderse en ellas, en su cantidad. Por otro, estas historias te llevan lejos, a lugares donde tu imaginación podría elegir quedarse un rato más. Así que en este tour no está todo controlado. Perderse, desviarse, divagar y vagabundear no es algo indeseable en este libro, sino todo lo contrario.

Wp-mara-tu-costado-450¿Con qué capítulo y relato disfrutaste más? 

Disfruté especialmente escribiendo el capítulo del Cementerio General. Siendo un espacio dedicado a la muerte, es un lugar muy vivo, en permanente actividad y cambio. Es una de las mayores joyas patrimoniales de Santiago. La colección de esculturas que están en sus tumbas podrían competir con el mejor museo chileno sin ninguna duda. Y las historias que hay tras sepulturas e inscripciones son especialmente increíbles. Ahí es realmente válido eso de decir “mira tú”, porque con agudizar los sentidos ya se aprende muchísimo.

Como relato me parecen muy interesantes las diversas “maldades” de Pedro de Valdivia que se van revelando en distintas partes del libro. Como por ejemplo, cuando le roba el oro a sus compañeros españoles, embaucándolos con una comilona y tomatera, mientras él se embarca en un navío en la bahía de Valparaíso. Da mucho que pensar que el país naciera, simbólicamente, rodeado de este tipo de situaciones.

¿A quién le dedicas este libro?

El libro está dedicado a todas las personas curiosas. A la gente que no se queda con la primera versión resumida de las cosas. A los que no se tragan la explicación abreviada y de manual. A los que quieren ir más allá de lo que le dice a la pasada la otra gente, los medios de comunicación o los propios libros. A los que desean investigar la realidad por sí mismos, sorprendiéndose por lo que esconde. Y, por supuesto, el libro está dedicado a todos los que se preocupan de la educación en Chile.

Wp-libro-1

¿Cuéntame más acerca  de tu nuevo libro “Dioses que comen niños”?

Es un libro muy diferente a Mira tú. Trata del origen histórico del abuso sexual de menores por parte del clero. Entonces es un texto que tendrá que responder, argumentar, en torno a preguntas muy difíciles: ¿Hay una cultura pedófila eclesiástica? ¿Hay una tradición en torno a esta práctica? Si hay una cultura en este sentido ¿tiene un discurso, una estética, una práctica que se repite a lo largo de siglos? Y, de nuevo, si es cierto que existe esta cultura pedófila ¿por qué se desarrolla de forma subterránea y no ha podido imponerse a otras tradiciones eclesiásticas que condenan esta práctica? Es un tema más áspero, y la escritura tendrá que ser más lineal para poder desarrollarlo, pero sigue la senda de bucear en las fuentes, de basarse en investigaciones en profundidad.

Libro: Mira tú! Guía para perderse en Chile
Autor: Juan Pablo Barros
Editorial: Hueders
Precio: $16.000

Comentarios

comentarios