Es el nombre de la primera novela de Sebastián Arrau recientemente publicada por Editorial Planeta. Arrau es un chileno que se ha dedicado a la actuación, a la dirección de cine, pero sobre todo es conocido como guionista de algunas de las más exitosas teleseries chilenas (Cerro Alegre, Machos, Papi Ricki, Primera Dama, entre otras).

Después de varios años de trabajo de escritura se ha atrevido a cambiar de género e incursionar en las ligas de la literatura. Es claro que hoy sería difícil, quizás incluso errado, sostener que el género de las series sea un arte menor comparado con el de las novela, pero en este último parece que sus creadores pueden alcanzar una voz más personal que en las vertiginosas historias de las teleseries o series televisivas. Por lo tanto, si bien es su primera novela, Arrau no es un recién llegado al arte de contar historias. Podríamos leer su historia de vida como una larga y paciente preparación hacia obras mayores, a través de un cambio de registro que lo ha llevado de la dirección cinematográfica a la novela. Aunque lo más probable es que la intención de ser un novelista haya estado desde el momento en que tomó por primera vez tomó un lápiz.

Eñ nombre “El Arrebato” tal vez se opone a lo que ha sido la constancia de la vida artística del autor o quizás, al revés, su vida creativa se ha construido a partir de un sin número de arrebatos. Creo que es posible leer la novela justamente por el título, por la idea del rompimiento, el ímpetu, arranque, acceso, como la historia de un arrebato, de un acontecimiento sin causa a la que la historia trata de buscar la explicación.

Mariana y Tomás son los personajes de la novela de un escritor que retoma al parecer lo que es una trama que escribió cuando era joven, escritor que podría ser el mismo Tomás que ve en la historia la comprensión del rompimiento, de ese acontecimiento en su vida que fue el “arrebato” de Mariana, “arrebato” que para él tiene el sentido de pérdida.Estos personajes son dos jóvenes chilenos que emprenden la búsqueda de la felicidad fuera de su tierra. En realidad ese es el plan de Tomás, un joven egresado de arquitectura cuyo deseo es ser escritor y que está en busca de inspiración y de una mejor vida. Para ello decide viajar a Barcelona junto con su novia. Ella es una muchacha aparentemente sin grandes aspiraciones, que vive el eterno presente.
El trasfondo de la historia es el gobierno de Ricardo Lagos, los padres de Mariana son retornados pero ella no tiene ninguna visión política del mundo a diferencia de Tomás para quién su opinión sobre ciertos hechos de la historia de Chile es tan clara que incluso puede manifestarla pese a la incomodidad de algunos familiares.
Si bien, la política no es un tema central en la novela, se hace presente por su ausencia. Para los personajes, Chile es un territorio de la imposibilidad de la inspiración y de la realización. Tomás decide que el camino de ambos se encuentra en el viejo mundo, BCN. En la ciudad catalana Tomás espera a Mariana. Sin embargo, en una escala que el avión hace en Nueva York ella decide quedarse en el nuevo mundo, sin ninguna razón, sin premeditación, solo por un arrebato. Ambas ciudades resultan metáforas de los personajes, Barcelona pegada a su historia como Tomás, Nueva York abierta al futuro, como Mariana.

Toda la narración desde el punto de vista de Tomás es tratar de volver comprensible algo que está fuera de su horizonte, el arrebato de Mariana, y ella, por ese acto, que para los otros es locura, toma las riendas de su vida ¿cómo explicar lo que no tiene explicación? O mejor dicho ¿aquello que tiene una razón en el puro presente? Finalmente parece que es justamente sólo contar la historia, lo que logra el desafío de la explicación, cuando en ella el arrebato se convierte en destino.

  • Libro: El Arrebato
  • Autor: Sebastián Arrau
  • Editorial: Planeta
  • Año: 2013
  • Páginas: 183
  • Precio: $9.990
  • Comentarios

    comentarios