Hacer lo que a uno le gusta no necesita diplomas. Nicol Sepúlveda lo sabe muy bien, ya que aunque se tituló de Kinesióloga y ejerció su profesión un par de años en Concepción, fue un talento especial, el que la impulsó con determinación a embarcarse en un océano desconocido y llegar hasta una orilla que era incierta y lejana.

La primera vez que Nicol Sepúlveda publicó una ilustración en internet fue en el año 2015. “¡¡Te extrañé tanto!!”, decía una niña acostada, que con los brazos abiertos abrazaba su cama. La imagen fue compartida por más de mil personas. “Ahí yo pensé esto es una señal y decidí seguir”.

Hoy tiene más de 242 mil seguidores en Facebook y esto significó que su participación en FILSA 2017, no pasara inadvertida, quedando demostrado el cariño que la gente le tiene, ya que la fila de personas para la firma de su libro “La Vida de Nicol”, era impresionante, superando toda expectativa.

¿Cómo fue la recepción de los adolescentes de tu libro en la FILSA?

La recepción en FILSA fue buena, bastante mejor de lo que yo pensé que sería y terminé muy emocionada. La razón de por qué los adolescentes se interesan en mi trabajo, no la sé con certeza, pero por lo que me han comentado mis seguidores, se sienten muy identificados con mis ilustraciones y al sentirse identificados, suelen pensar también que soy similar a ellos y me sienten cercana. Puede, que por esa razón, hayan ido a FILSA, para obtener mi firma y conocerme, gesto que valoro enormemente.

9789569659485

Es que la fila era enorme…¿A qué crees que se debió esto?

Sinceramente no recuerdo el tamaño de mi fila (jaja), pero sé que estuve aproximadamente dos horas firmando libros, mis amigos y conocidos me comentaban lo larga de la fila. Pienso que es porque a pesar de que es mi primera publicación yo llevo varios años publicando mi trabajo en las redes sociales, entonces no era precisamente una autora anónima. Además, la misma gente que sigue mi trabajo, estaba feliz de verme dar ese paso, de publicar un libro y presentarlo en la FILSA y fueron para compartir mi alegría. Muchos también fueron para demostrar su agradecimiento, porque si bien no los conocía en persona, había dibujado para ellos, o había conversado con ellos a través de mi página.

Nicol la protagonista de tu libro dice las cosas por su nombre y sin tapujos. ¿Qué es lo que buscas transmitir con tu personaje a la hora de crear?

Simplemente disfruto del sarcasmo, un humor particular que no toda la gente comprende, que va muy de la mano con reírse de las desgracias o hacer bromas sutilmente crueles. Por otro lado, me gusta transmitir realidades. Mi estilo de dibujo es muy tierno pero trato de evitar que lo tierno se mezcle con lo cursi, entonces aparece este personaje, que es tierno en sí, pero muy realista y a veces dura, para decir las cosas. Respecto al amor de pareja por ejemplo, no quiero transmitir ideas estilo Disney acerca del alma gemela. Mi mayor audiencia son mujeres jóvenes, edades en que abundan las decepciones amorosas o las crisis vocacionales, y trato, a través de mis bromas, de animar a esas personas haciendo que se rían de sus propias desgracias.

¿Desde qué edad dibujas?

Dibujo desde que tengo memoria la verdad. Siempre fue mi actividad favorita en el colegio y se me daba fácil.

¿Por qué tus referentes de dibujantes no son chilenos sino que extranjeros?

Mis referentes son extranjeros porque mis principales inspiraciones en la niñez fueron las series de animé sailor moon y sakura card captor. En la adolescencia disfrutaba muchísimo del humor de Ren & Stimpy, que influyó mucho en mi propio sentido del humor, y luego a través de las redes sociales conocí el trabajo de Gemma Correll y Sarah Andersen, que muestran un poco el humor que me gusta expresar.
Realmente no soy fanática de mirar ilustraciones o leer cómics, entonces tampoco suelo buscar referentes, mi trabajo en sí no es muy elaborado, no presto mucha atención a la técnica y hago lo que me sale natural sin un sobreesfuerzo por que los dibujos me queden perfectos. Me gusta también conservar la originalidad de cualquier cosa que haga, pero a la hora de mirar mi trabajo, tuve que pensar en qué artista influyó en mi vida para crear eso, y a pesar de no tener referentes chilenos admiro el trabajo de grandes ilustradores, como Francisco Javier Olea por ejemplo, que además de ser talentosísimo para el dibujo, sus guiones deslumbran.

¿Novedades de un próximo trabajo o lanzamiento?

Respecto a mis próximos trabajos, todavía estoy pensando en lo que quiero hacer en el futuro. He sabido de la gente, que les encantaría ver más de mi trabajo en el formato libro y me motiva mucho, la idea de seguir expresando mis pensamientos y sentimientos, quizás con mayor profundidad.

Libro: La vida de Nicol.
Autora: Nicol Sepúlveda.
Editorial: Reservoir Books.
Nº de páginas: Libro contiene más de 100 ilustraciones.
Precio: $12.000.

 

Comentarios

comentarios