Cinco esquinas habla sobre la decadencia de la aristocracia peruana en un contexto político social marcado por la corrupción, el terrorismo y la prensa chicha, es decir, la prensa de farándula, mostrando aquí el alcance de su poder: la muerte social.

En la novela, un ingeniero contrario al régimen es vinculado a una orgía. A su vez, su esposa y su amiga, ambas mujeres de la alta sociedad, se envuelven en un romance. De fondo, Alberto Fujimori controla el país en una época donde los bombazos y las desapariciones eran noticia todos los días.

Cinco esquinas es un barrio de Lima donde se juntan varias embajadas, un lugar que tuvo su gloria, pero ahora está en decadencia. El sitio ha pasado por ese cambio tantas veces que parecería ya una tradición, o sólo el curso cíclico de la historia. Pero también habla de lo inamovible, naturalizando la decadencia, en este caso, la decadencia peruana, como si fuera parte del espíritu nacional.

librovargasllosa450-1

En una charla TED, la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi habló sobre los peligros de la historia única. Con esto se refería a la manera en que desde la cultura se forman estereotipos por la insistencia o repetición en ciertos personajes. Por ejemplo, perpetuar el relato de África como la descivilización, el palacio de las enfermedades, el hambre, o la cuna del tercer mundo. Hablar de Perú como un país que nunca avanza, que está jodido.

La insistencia en narrar a la clase alta peruana o su decadencia, parece una insistencia en la idea de que es el único relato posible. Que los cambios sociales van de la mano de los deseos de la clase dominante, ignorando que las expresiones colectivas tienen igual o mayor peso en la historia. Y bajo esa idea es que el Perú está jodido, porque a la clase narrada por el peruano no le importa realmente su país, sino salir de él en una escapada a un lugar del primer mundo, como un fin de semana en Miami.

Hoy es más fácil que nunca conocer realidades de todas partes del mundo, lo que nos permite tener una mirada más amplia a la hora de evaluar los relatos y entender que la decadencia de un país no depende solo del ánimo del mismo. Hoy, como en la novela, podemos incorporar la categoría de la vida privada, un concepto complejo para una sociedad que vive bajo la promesa de la fama. El sueño ya no es la familia y las propiedades, sino la trascendencia.

Cinco esquinas en Megustaleer.com