Desde 1958 que en nuestro país, no se presentaban tantos candidatos a la elección presidencial. En esa oportunidad Luis Bossay Leiva (PR), Eduardo Frei Montalva (PDC), Salvador Allende Gossens (PS), Jorge Alessandri Rodríguez (Ind. – Coalición) y Antonio Zamorano Herrera (Ind. – Unión Laboral Nacionalista), conocido popularmente como el “Cura de Catapilco”, disputaban el sillón de La Moneda con un potente discurso ideológico. Salvo Alessandri, quien con su mano derecha levantada y el dedo índice apuntando al votante, potenciaba el eslogan “a Ud. lo necesito”, haciendo referencia a la confianza que él depositaba más en el votante que en los partidos políticos.

Han pasado 59 años y si bien desde esa contienda, en que había “desaparecido por completo el cohecho”, al haberse creado la cédula única, las elecciones a lo largo de la historia han estado marcadas por vicios y ataques personales entre los grupos políticos, especialmente a través de la prensa. Y por ende, sigue siendo responsabilidad de los votantes, entregar su voto de confianza, para elegir el “mal menor”.

“El humor gráfico no siempre busca hacer reír y es bueno que deje una segunda lectura, que uno se cuestione y reflexione las cosas”, concluye Guillermo Galindo, más conocido como Malaimagen, quien recientemente lanzó su libro “Dedocracia”, una obra que en 211 páginas y que a través de más de 200 viñetas, captura y retrata algunos temas que han marcado la pauta estos últimos dos años: crisis institucional, nuevos y viejos partidos políticos, credibilidad y aprobación.

DLJucCkXoAI_iyN

Solo la ilustración de su portada deja en claro el eje central: una carrera en la que sus competidores, entre ellos Sebastián Piñera, Alejandro Guiller, Beatriz Sánchez, Manuel José Ossandón, Carolina Goic y José Antonio Kast, corren seguidos por Marcos Enrique Ominami y Andrés Navarro, para cruzar la línea de meta, representada por la cinta presidencial que sostienen la Presidenta Michel Bachelet y su hijo, mientras que algunos personajes les hacen barra o los insultan desde las gradas.

Asimismo y según el prólogo de Guillo, Malaimagen pone sobre la mesa conclusiones, el cohecho, la corrupción transversal, el político confesional extremo, la codicia de la nuera y el hijo, la soledad del palacio, las contradicciones del discurso oficial y su actuar real, el derecho al aborto y el anticomunismo delirante.

Hace 150 años que los candidatos hablan de lo mismo: salud, educación, delincuencia, pobreza y mejoras sustanciales para miles y miles de chilenos y chilenas. Basta con escuchar los discursos de hace 50 años atrás, para darse cuenta que seguimos hablando de la perilla del catre y del pañal de la guagua, para darle sentido a lo expresado por Guillo, que “ante el aluvión de políticos turbios ya solo representantes de sí mismos, es bueno recordar las siempre vigentes palabras de Bernard Shaw “A los políticos y a los pañales hay que cambiarlos seguido… y por las mismas razones”.

Guillermo Galindo comenzó a publicar sus dibujos en un blog bajo el seudónimo Malaimagen, y el 2009 lanzó su primer libro, a los que luego sumó Sin tolerancia, Pan y circo, Boleta o factura y Malditos humanos, este último también editado en México.

Título: Dedocracia.
Autor: Malaimagen = Guillermo Galindo Kuscevic.
Nº de Páginas 211.
Editorial: Reservoir Books.
Precio: $12.000

Comentarios

comentarios