Una enorme mayoría de ustedes se apresta a salir de vacaciones o va en camino, o se encuentra ya en situación de anhelado descanso. Con el corazón henchido por el  noble entusiasmo de estar con los seres queridos y sin más obligación que procurase una copa siempre llena de alegría y abundante sol, tal vez más de alguno encuentre que así como ciertos días se prestan para la siesta, a veces también para hay tiempo para el casi olvidado ejercicio de leer un libro, por placer sofisticado. Lejos del computador la mente necesita recrearse y, hasta donde yo sé, según lo que entiendo y a riesgo de equivocarme –como dice Jodorowsky– no hay mejor forma de hacerlo.

Por nuestra parte quienes nos quedamos trabajando mientras usted descansa, los que hacemos Patria dignamente en el Santiago exquisito de febrero, con sus mil rincones para tomar y comer rico, conversar largo y tendido, entregarse a la pasión y a veces también, por qué no, a leer, bien podemos echar mano también a alguno de los interesantes títulos que andan por ahí, a la sombra del suceso editorial de los últimos tiempos, la divertidirijilla novela conspirativa  a la chilena “Logia”, de Francisco Ortega. Es lo que yo he hecho y ésta es mi lista:

Wp-hecho-en-chile-450

Es que cuando se cocina con cariño…

Juan Pablo Mellado es sin lugar a dudas el hombre del momento. El otrora chef que estuvo de pasante en el restaurante con mejor prensa del mundo, El Bulli, hace que su mentor, el célebre Ferran Adrià, le prologue un libro de recetas que, aparte de la impronta galante del autor en portada, parece no tener más pretensión que ser un recetario de comida chilena casera y popular. Pedestre, no callejera pero si de la calle, tanto como la cocina de la abuela, la fuente de soda-picá, la marisquería… Quien a estas alturas de la tevé cable y sus decenas de programas de cocina, incluidos los realities, siga creyendo que un cocinero puede ser un gran artista pero no un intelectual, es que no conoce a Mellado. El hombre ha puesto el ojo para ver más allá, profundamente, en la cultura culinaria chilena y tiene una propuesta socio-cultural-gastronómica articulada, llena de argumentos sólidos y convicciones profundas, más encima, narrada con talento. Allá en sus vacaciones, créame, usted saldrá corriendo a buscar dónde comer algo de lo leído o se pondrá manos a la obra en plan Ratatouille (cualquiera puede cocinar). Pero nosotros acá estamos de suerte: por si fuera poco Juan Pablo acaba de abrir  un local fiel a su evangelio, la fuente de soda de diseño “Las Cabras”, donde además de encontrar algunas reales preparaciones del libro y otras delicias para llorar a gritos, podemos posar bajo el anuncio de neón de moda en Instagram y llevarnos una dedicatoria del autor. Cuánto sabe.

“Hecho en Chile”, por Juan Pablo Mellado.
Editorial Planeta. 256 páginas.
Precio: $24.900

Wp-jenny-han-450

Algo más que otra trilogía juvenil

Para muchos, vacaciones es sinónimo de “tener” que inventar panoramas para entretener a los hijos. Y si en casa hay algún adolescente, esto bien puede ser más que un tema, un padecimiento. Si algo bueno podemos recatar de las sagas best seller que de vez en cuando se apoderan de los rankings mundiales, es que garantizan entretención para este exigente segmento de lectores. Ya el solo hecho de que lean algo antes de convertirse en consumidores obedientes contagiados de analfabetismo funcional es admirable, no vengamos además a exigir que lean literatura de calidad. Pero en esta materia la “trilogía Verano” eleva la vara. Hablamos de una historia de amor que lleva más de 700 mil ejemplares vendidos solo en Estados Unidos y ya tiene ediciones en 15 idiomas, obra de la joven escritora estadounidense Jenny Han. “El verano en que me enamoré”, “No hay verano sin ti” y “Siempre nos quedará el verano” destaca no solo por la trama subyugante, si bien algo cándida, de una chica con el corazón dividido y lazos familiares en que la complicidad y la tragedia van tejiendo una red que atrapará al lector hasta el final. Créame, lo se por experiencia: bien vale la pena ver a la hija lejos del celular, con la nariz metida en un libro, dejándose llevar por la inspiración de un relato hilvanado con maestría, que mira por sobre el hombro y bien para atrás a los vampiros y leseras como esa. Obviamente, ya se viene la película.

“Trilogía Verano”, de Jenny Han.
Editorial Destino. 270 páginas en promedio c/u.
Precio: $10.920 c/u

Wp-pablo-escobar-libro-450

Qué pena con usted

Más de alguno habrá visto el documental de TV “Pecados de mi padre”, en que el hijo Pablo Escobar Gaviria reconstruye su infancia bajo el alero del narcotraficante más célebre de todos los tiempos. Este ejercicio es repetido ahora en formato impreso, una obra sobre la que su autor declara que no tiene intención de reivindicar para nada la figura del jefe del cartel de Medellín, por el contrario, resulta evidente su deseo de ser considerado un individuo independiente y ajeno a toda la maldad que marcó su vida y la de miles de colombianos.

Juan Pablo Escobar presenta a su padre en la intimidad familiar para mostrarnos lo que no por sabido deja de ser sorprendente –los monstruos también tiene su corazoncito– y también indaga en el prontuario criminal de su progenitor, sin guardarse nada. Un relato eficiente que en ocasiones colinda con cierta sensiblería empalagosa, pero a mí al menos me parece que eso está más bien dado por el carácter colombiano, antes que por una intención deliberada de manipular al lector. Después de todo, por mucho color que le ponga la realidad es más terrible de lo que se puede escribir. Imperdible.

“Pablo Escobar, mi padre”, por Juan Pablo Escobar.
Editorial Planeta. 480 páginas.
Precio: $12.260

Wp-odiseo-450

Y entenderás ya qué significan las Itacas…

Valerio Manfredi nunca defrauda. Desde que irrumpiera en el selecto grupo de los grandes ventas que no escriben chatarra con la formidable biografía novelada de Alejandro Magno, “Alexandros”, nos viene a sorprender una y otra vez con su extraordinaria capacidad para reconstruir el mundo antiguo, develar el alma de los grandes personajes de la historia y, así, llevarnos de la mano por un viaje en el tiempo del que no vamos a querer volver. Ahora el arqueólogo-novelista italiano se encarna nada menos que en Odiseo –Ulises–, el héroe de la guerra de Troya, justo cuando emprende el regreso a la anhelada Itaca donde lo espera su esposa la reina Penelope. Todos deberíamos conocer el relato, pero si no es el caso “Odiseo, el regreso” puede leerse como una novela inédita y funciona perfecto. Notable resulta la construcción del mundo sicólogico del protagonista, tarea nada fácil si hablamos de un personaje legendario cuya existencia está marcada por el capricho de dioses veleidosos, ninfas enamoradas y monstruos de toda clase. Una melancolía negra, pesada, propia del regreso interminable, una sensación de haber recuperado algo perdido hace mucho tiempo y el vacío enorme del libro que al concluir nos devuelve a la insípida existencia de funcionarios-cotizantes-usuarios del siglo XXI. Hay que decir que esta novela tiene un volumen a previo, “Odiseo, el juramento”, que narra la guerra desde el rapto de Helena hasta la irrupción del famoso caballo de madera en la ciudad de Troya, con todos los dramas correspondientes. No es necesario, eso si, leerlo antes para sumergirse en “…El retorno”, pero si de algo puedo estar seguro es que va a necesitar tenerlo en sus manos cuanto antes. Suerte con eso, porque al menos yo no lo he encontrado. Algún dios vengativo, seguramente, me lo impide.

“Odiseo, el retorno”, por Valerio Massimo Manfredi.
Editorial Grijalbo. 384 páginas.
Precio: $12.000

Comentarios

comentarios