La histórica relación del Reino de Chile (Alonso de Ovalle).
Encontrada en la biblioteca de la casa de Los Flamencos, en La Dehesa, esta edición príncipe impresa en 1646 en Roma fue valorada por peritos judiciales en 6 mil dólares, el más alto de todos los libros de Pinochet. “Es un ejemplar escaso y cotizado, más todavía si, como ocurre en este caso, contiene el ex libris del general”, cuenta Peña. La Biblioteca Nacional tiene tres ejemplares de la obra que el sacerdote jesuita escribió en Europa, a partir de recuerdos y cartas, para promocionar la llegada de religiosos a Chile. “En ese sentido —considerando su antigüedad, láminas y descripciones de lugares, costumbres y hechos históricos— viene a ser la primera guía turística del país”.

Viaje al Estrecho de Magallanes (José de Vargas y Ponce).
Joya bibliográfica de 1788 aborda el viaje de exploración al Estrecho de Magallanes más importante del siglo XVIII. Da cuenta de travesías anteriores y desmitifica que los patagones fuesen gigantes, como se creía hasta entonces. “Fue uno de los 30 mil títulos que el general donó a la Academia de Guerra en septiembre de 1989, poco antes de entregar el gobierno”. Es una pieza valiosa, tasada en 5 mil dólares (la segunda más alta de la colección), y se encuentra en la que hoy es la Biblioteca Presidente Augusto Pinochet Ugarte, la principal del Ejército, “que además de biblioteca es una suerte de centro de culto y adoración al general”.
Wp-Pinochet-La-Araucana-193
La Araucana (Alonso de Ercilla).
Los dos ejemplares del clásico del poeta y soldado español —que narra la guerra de Arauco— se encontraron entre los cerca de 15 mil títulos que el militar tenía en su casa del fundo Los Boldos (al sur de Santo Domingo). Ambos corresponden al segundo de los tres tomos en que se compone esta obra y fueron publicados en 1733 y 1776 en España. “El más antiguo fue tasado en 2.700 dólares y el otro, en poco menos de la mitad. Si bien no son primeras ediciones, ambos son volúmenes cotizados que llevan el ex libris del general”.

Vida de Napoleón (Henri Beyle, Stendhal).
“Napoleón Bonaparte fue una de las grandes obsesiones de Augusto Pinochet. Se hizo de bustos y de una formidable y nutrida selección de textos sobre el emperador francés que hizo traer de Europa”. Parte de ella fue donada a comienzos de los ’90 a la Escuela Militar, donde se encuentra actualmente. Otra partida quedó en sus casas o en la biblioteca de la Academia de Guerra, donde fue a parar esta biografía de Stendhal. “El volumen impreso de 1837 debe ser uno de los más valiosos que él atesoró en su colección napoleónica”.

Guerra del Pacífico (Augusto Pinochet)
En 1972, cuando estaba a cargo de la Guarnición de Santiago, lanzó una publicación que pasó sin pena ni gloria. Trata de la primera fase de la guerra contra Perú y Bolivia, la campaña de Tarapacá. “Es por lejos el libro más legible del autor. Se reconoce su gran esfuerzo: aborda en detalle las batallas, analiza estrategias y tiene una mirada algo patriotera y fanática del papel de las tropas chilenas. Una de las pocas reseñas, si no la única, fue escrita por uno de sus profesores en la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile. Fernando Campos Harriet opinó que ‘la omisión de fuentes sería de desear que se subsanaran en una futura edición’”. Siete años después, al conmemorarse cien años de la Guerra del Pacífico, Pinochet reeditó esa obra sin atender las recomendaciones de su profesor.
Wp-Pinochet-el-arte-de-la-guerra-193
Geopolítica (Augusto Pinochet)
Si algo en lo que se considera experto, era en esta área: la geopolítica. La enseñó en la Academia de Guerra de Chile y Ecuador. “En 1968, siendo coronel, publicó un libro que más tarde, ya hecho del poder absoluto, hizo reeditar con una persistencia desvergonzada”. A diferencia de Guerra del Pacífico, Geopolítica contiene un apartado con referencias bibliográficas. “Pero en ella, por ningún lado aparece el texto del general Gregorio Rodríguez que Pinochet copió al pie de la letra, sin incorporar cita o referencia alguna”. El fue su profesor en la Academia de Guerra y es a quien le debe su carrera académica”.

Operación siglo XX (Patricia Verdugo y Carmen Hertz)
Es otro de los libros que donó a la Academia de Guerra. No es una reliquia ni una joya bibliográfica ni mucho menos. Pero considerando que trata del atentado del que él fue objeto en 1986, y que no es un título que lo deje en buen pie, cobra un valor especial. “Por alguna razón, mientras este ejemplar estuvo en poder del general, alguien creyó conveniente agregarle una ficha de préstamo a domicilio”.

El rigor de la corneta (Arturo Givovich)
Clásico de la literatura militar. Fue uno de los pocos textos de ficción que se encontraron en sus bibliotecas. “Los libreros que lo proveían sabían que el general no tenía apego alguno por los cuentos y novelas, ni hablar de poesía”.
Wp-Pinochet-193
El arte de la guerra (Sun Tzu)
Fue uno de los textos que más influyó en Pinochet. Lo estudió en la Academia de Guerra y después lo aplicó en cada una de sus acciones dentro y fuera del ejército. Sun Tzu, el filósofo y militar chino a quien se atribuye ese libro, planteó que la guerra no es otra cosa que el arte de la simulación, y el capitán general se tomó muy en serio esas enseñanzas. “De ahí se explica que se calzara esos anteojos oscuros que le dieron fama mundial. Pinochet vivía en una lógica de guerra, se empeñaba en ocultar ante los demás lo que pensaba y sentía. Así era ese señor”.

Guerra del Pacífico (Gonzalo Bulnes)
Su obra de cabecera para escribir su versión de la guerra. Bulnes fue uno de sus historiadores chilenos preferidos y, una vez hecho del poder, ordenó que editorial Andrés Bello publicara un extracto de su obra de la guerra contra Perú y Bolivia. “Además, claro, también dispuso que la misma editorial reeditara su propio libro sobre la Guerra del Pacífico…”.