Es tiempo de vacaciones, de descanso, de dormir hasta tarde, de jugar con los niños en el agua. Eso es vacaciones, no preocuparse y darse uno que otro lujito culinario sin el remordimiento del medio kilo de más que ya tendremos que reducir en marzo.

El chileno es, especialmente en estas fechas, aficionado a la cocina más bien simple y familiar, donde la parrilla es una alternativa, pero también las preparaciones de recetas de la familia, o de la abuelita en especial, que nos hacen preparar la mesa para todos y no solo la ensalada al lado del teclado del computador. La sobremesa es larga y la siesta previa permite beber una copa de más, sobre todo de algunos vinos que no se abren todos los días.

Uno de los que me gusta recomendar para estas ocasiones es Sideral, el segundo vino de la viña Altaïr.

Wp-sideral-wine-450

Tuve la ocasión de probar hace poco el del año 2007: impresionante mezcla con base en Cabernet Sauvignon con algo de Carmenere y Syrah, logrando dominar los condimentos de un conejo al jugo que preparamos con unos amigos.

Debo decir que me gusta la cocina, pero casi más que comer, me gusta el compartir con esos amigos que aman la buena conversa y la buena copa, por lo que Sideral cumplió a la perfección ese cometido: nos ofreció una buena conversa sin apuros.

Gran importancia es la temperatura. Los vinos tintos (salvo el Pinot Noir) deben servirse a no más de 17º Celsius, de esa manera se rebaja la sensación alcohólica y podemos disfrutar de sus sabores sin el azoramiento que el alcohol a alta temperatura produce.

Para que se hagan una idea de a que temperatura está la botella si no tienen un termómetro, consideren que el cuerpo humano mantiene una temperatura de 37ºC, por lo que con solo tocar la botella deben percibir al menos una sensación de frescor importante, incluso fría en días de verano caluroso.

Otro dato es considerar que un refrigerador normal tiene 4ºC en su parte baja, por lo que sacar los vinos tintos directamente desde el refrigerador hará que rebajemos en demasía la intensidad aromática de ellos y nos perdamos gran parte de lo que una botella de vinos tintos puede ofrecer.

Datos importantes para buenos bebedores, sobre todo cuando estamos bebiendo un atractivo vino con buenos amigos que se merecen nuestra preocupación.

Cuánto: Sideral, viña Altair (grupo San Pedro), $19.000
Dónde: Tiendas especializadas y supermercados

Comentarios

comentarios