Es uno de mis lugares comunes, de esos en los que siempre tengo una buena experiencia, como platos muy ricos elaborados con ingredientes de calidad y donde me atienden excelente, sitios que no aburren. Me siento como en mi casa, con un ambiente relajado sin pretensiones, familiar y con una linda vista a los pies del Cerro San Cristóbal.

Como cada temporada, Flaminia (la chef) ha creado nuevos platos y reintegrado algunos exitosos del invierno pasado a su carta. Dejando los especiales de verano de estilo más fresco, hasta que se vuelva abrir la temporada de terrazas.
Sopaipillas con pebre de cochayuyo y palta, una exquisita manera de incluir esta maravillosa alga propia de Sudamérica (sobre todo en Chile) y con muchas propiedades para la salud como ser desintoxicante y diurético. Carpaccio de arrollado, nunca lo había probado y me encantó, empanaditas de queso y de pino, fritas perfectamente sin exceso de aceite, pate casero de textura suave y sabor delicado con granos de pimienta que le daban un toque picante, fueron perfectos para empezar un almuerzo lleno de risas y buena conversa con un grupo de amantes de la comida.

Wp-Maida-290Seguimos con los fondos donde destaco los Spaghetti al cartoccio, salteados con pasta de ajo, caldo de almeja y una generosa cantidad de mariscos servido en una gran plato hondo envuelto en papel mantequilla que aportaba un toque de sorpresa, Ravioloni de carne mechada, de pasta artesanal elaborada con harina italiana, que aunque no lo crean se nota, con el grosor ideal y generoso en relleno acompañado de champiñones salteados, el Cordero con alcachofas, una especie de guiso con importantes pedazos de carne y alcachofa que estaba para chuparse los dedos y el Pollo al coñac, que estaba espectacular, de carne blanda y jugosa acompañado con papas fritas caseras para untar en el caldo de invernales sabores.
Como siempre la mozzarella artesanal, que insisto es de la mejores que se encuentran en Santiago, estaba fresca, blanda y sabrosa, el Pernil enorme y cocinado en su punto, y los pescados, Salmón al champagne con una salsa a base de puerros y el Congrio invernal con pantrucas, dejaron a quienes los pidieron más que felices!

Wp-Flan-290El final también fue feliz, con un flan de castañas de consistencia firme, dulce y casero, mi favorito, panqueques de alcayota con helado de crema, que tal como comentaron algunos es raro que esta deliciosa fruta no se aproveche más y por supuesto su clásico tiramisú, fiel al origen italiano del lugar y su clásica leche nevada fiel a la cocina chilena en la que se ha enfocado estos últimos años.

La compañía estuvo a la altura, todos cuchareamos los platos de todos mientras un Malbec argentino y un innovador vinoso de arándanos, llenaban nuestras copas y nos hacían brindar por el maravilloso momento de compartir en una buena mesa.
Buen fin de semana… y ¡Salud!

  • Pueden visitar el sitio web en www.divertimento.cl
  • Comentarios

    comentarios