El 2013 está llegando a su fin y como es costumbre ya nos empezamos a preparar para el 2014, es bastante común que a esta altura del año comencemos a darnos cuenta de aspectos que podríamos mejorar para el siguiente y llegamos a las ya clásicas resoluciones de año nuevo, en donde nos fijamos metas tales como, bajar de peso, hacer más ejercicio, dejar de fumar, etc. Gran parte de estas resoluciones van ligadas a nuestra salud y a llevar un estilo de vida más sano, por lo mismo los quiero invitar a que una de esas resoluciones para el año próximo sea: tomar té.

No vamos a tomar té por el simple hecho de tomarlo, tenemos que estar conscientes de lo beneficioso que es el consumo de éste y las grandes ventajas de tenerlo como hábito. El té es una bebida que nos aporta un gran contenido de antioxidantes, haciendo posible la oxidación de otras moléculas, lo que nos ayuda a combatir enfermedades degenerativas, dentro de las cuales se encuentran algunas vinculadas al envejecimiento como el Alzheimer y otras relacionadas con la aparición de cánceres. El té nos llena de energía y nos hace estar más alertas y concentrados debido a la mezcla de cafeína y L-teanina. Algunos tipos de té nos ayudan a adelgazar y a disolver las grasas del organismo, regulan nuestra presión arterial y calman nuestra ansiedad. Son cientos los estudios que prueban los beneficios del té y la lista es bastante larga, pero ya podemos hacernos una idea de lo mucho que nos ayudará.

Una pregunta recurrente es cuánto té tenemos que tomar para que todas estas espectaculares maravillas de las que la ciencia nos habla realmente se vuelvan realidad, y justamente por eso el consumo de té debería ser una resolución de año nuevo, es un hábito que tenemos que incluir en nuestra rutina, no basta tomarse una taza para sentirse mejor o más joven, es necesario incluir el té en nuestra dieta, el consumo mínimo diario ronda entre las 3 y 4 tazas, es decir entre 800 ml. y 1 litro de té. Hay que considerar que reutilizar la bolsa de té es una pérdida de tiempo, los tés en bolsa tienen una calidad que no nos permite obtener beneficios después de la primera taza, por lo que si queremos conseguir todos los aportes saludables del té es necesario consumir té fresco y no reinfusionar.

Wp-Tea-450

Generalmente mientras mejor sea la calidad del té mayor será el aporte de éste a nuestro organismo, la gran mayoría de los tés en hebra pasan por un proceso de recolección manual, lo que permite seleccionar cuidadosamente aquellas hojas más tiernas que son las que tienen el mayor contenido de antioxidantes, minerales, vitaminas y todos los compuestos que hacen del té una bebida tan saludable.

¿Y cómo nos podemos pasar todo un año tomando 4 tazas de té al día? Esa es una de las maravillas del té, en el mundo existen entre 3.000 y 5.000 variedades de té diferente y probablemente en Chile podemos llegar a encontrar unas 100 de esas variedades, si a eso le sumamos los tés con sabores y mezclas, podríamos sin problema probar un té distinto cada día del 2014. Quizás hace algunos años esto era impensado, pero gracias al creciente mercado nacional y a las nuevas ofertas que aparecen cada día, en Chile podemos encontrar variedades para todos los gustos y momentos. Justamente para poder alcanzar nuestra meta de 4 tazas diarias los invito a romper sus esquemas y a tomar té en otras ocasiones además de la “hora del té”.

Wp-Tea-450-2

Comienza tu mañana con un intenso té negro, disfruta de un té blanco a mediodía, amenizar la tarde con un oolong para disfrutar y en la noche relájate con un té verde, al que puedes agregarle un toque de jazmín.

Yo ya decidí cual va a ser mi resolución de Año Nuevo ¿y tú?.

Comentarios

comentarios