1. Centolla:Maestra de todas las celebraciones, este fruto del mar patagónico es única en el mundo.
  2. Erizos:Son de las cosas buenas de esta vida. Se pueden servir solos, al matico, con tostadas y mantequilla, siempre acompañados de un buen Chardonnay.
  3. Merluza Austral:Un manjar de invierno, este caldo con choros, machas, almejas, camarones, calamares, jibia y ostiones inspiró al mismísimo Pablo Neruda.
  4. Paila Marina:Su sabor cremoso, mezcla de cebolla, ajo, cilantro, pan y algo de crema, recién salido del horno es un manjar de dioses.
  5. Pastel de Jaiba:La más noble y gourmet de las merluzas viene de la Patagonia. Su carne blanca y suave es un premio para el paladar. En Casamar la acompañan de crema de arvejas partidas.
  6. Ostras:Es lejos uno de los pescados favoritos de los chilenos. En El jardín del Sheraton lo proponen a la parrilla, acompañado de habas y crocante de papas.
  7. Salmón:No sólo del mar viene el placer, también de lagos y ríos. En Aquí está Coco viene acompañado de champiñones y gambas.
  8. Trucha:Con raíces en Chiloé y extendida por todo Chile, en Donde Augusto tienen su propia versión centralina, con longaniza, chuletas, pollo, choros, almejas, ostiones y gambas.
  9. Curanto:Lejos el molusco con más glamour. Dicen que con champaña o vino blanco bien frío puede ser incluso afrodisíaco.
  10. Locos:Aunque hay períodos de veda, en Ocean Pacific logran partidas autorizadas todo el año. Apanado, con mayo o al pil pil, aquí ofrecen la versión Acapulco, con camarones ecuatorianos y guacamole

Comentarios

comentarios