Hace unos días un viaje de negocios me llevó a donde comenzó la historia americana del té, Nueva York. En ese entonces la ex colonia holandesa llamada Nueva Amsterdam recibía los primeros cargamentos de té provenientes de Holanda. En mi visita aproveché de conocer tiendas y salones que están planteando una nueva tendencia en torno al té, y es que esta ciudad hoy en día esta enamorándose cada vez más de mi bebida favorita.

Cuando el 16 de diciembre de 1773 un grupo de patriotas decidió subirse a los barcos anclados en la bahía de Boston y botar al mar todos los cargamentos de té, el cariño que los estadounidenses habían tenido por esa bebida se fue lentamente desvaneciendo. De a poco el café comenzó a ganar popularidad y el té si se bebía, se hacía frío, lo más distinto posible de la tradición opresora inglesa.

Wp-tea-450

Hoy en día el concepto de tienda de té en Estados Unidos ha cambiado completamente, las nuevas marcas intentan presentar propuestas que alejen al té de esa faceta anticuada y lo acerquen a una audiencia más juvenil. Por otro lado, las marcas más clásicas han pasado por un cambio de imagen, buscando justamente lo mismo, mostrar al té como un producto entretenido, sano y cool. Es así como lentamente el té vuelve a ganar popularidad en Estados Unidos, especialmente en los estados del norte, de la mano de las siguientes marcas.

- Argo Tea: con 6 salones en Manhattan, dentro de mi turisteo llegamos al ubicado a un costado del Flatiron Building. Este Starbucks del té, si bien no se ha popularizado tanto como su par cafetero, tiene un formato bien similar, siendo la estrella el té. En el lugar preparan tés fríos y calientes, ofreciendo a través del este una alternativa mucho más saludable.

Wp-argotea-450

- David’s Tea: esta marca de origen canadiense comenzó el año 2008 con su primera tienda y en tan solo 6 años ya tiene alrededor de 150 locales repartidos en Estados Unidos y Canadá. Nuevamente el colorido, el look, el personal amable e informado y las mezclas entretenidas, han cautivado a los consumidores norteamericanos.

- Harney & Sons: siguiendo un look algo más clásico, la única tienda que Harney & Sons tiene en Estados Unidos se encuentra en Manhattan, en Soho y hace poco tiempo fue seleccionada como una de las tiendas de té más lindas de Estados Unidos. Aquí pueden sentarse a disfrutar de un maravilloso afternoon tea, con una selección de tés que está realmente espectacular. Un Darjeeling primera cosecha no vendría nada de mal.

Wp-davistea-450

- Kusmi: partió siendo la casa de té que proveía a los zares de Rusia, pero hoy en día trasladó sus operaciones a Francia, Kusmi, es una de esas clásicas marcas con siglos de historia que supieron adaptarse a las nuevas tendencias, sus tiendas son puro color, vida y estilo, todo lo que el té puede transmitir.

- Le Palais des Thés: esta marca francesa tiene un lugar especial en mi corazón, ya que es la fundadora de L’École du Thé, escuela en donde fui a especializarme más en té, el fundador del Palacio del Té, pasa gran parte del año en Asia seleccionando personalmente las cosechas que se van a distribuir en sus tiendas alrededor del mundo. En Nueva York se encuentran las únicas 2 tiendas que tienen en Estados Unidos.

Wp-teavana-450

- Teavana: esta empresa comenzó de forma muy pequeña en Atlanta, Georgia. Hoy tiene más de 300 tiendas en Estados Unidos y el 2012 fue comprada por Starbucks en $620 millones de dólares, Sin duda uno de los grandes del té. Su enfoque es el retail y su personal altamente calificado en ventas hará que compres de todo.

Como ven las grandes ciudades se están llenando de tiendas especializadas en todas partes, unas más modernas, otras más clásicas, pero todas con un objetivo común, promover el consumo del té en hebra y de calidad, viendo este líquido como una bebida sana e ideal para acompañar nuestro día a día.

No piensen que en Santiago nos estamos quedando atrás, ya que se tiene pronosticado dentro de poco la llegada de Adagio Teas, otra marca norteamericana que rescata esta nueva tendencia más moderna en el mundo del té, pero de eso les contaré más detalles en otra oportunidad.

Comentarios

comentarios