Esta iniciativa partió por una simple pregunta por twitter. La misión, encontrar el mejor pan de Providencia y las panaderías existentes en la comuna, con algo más que ofrecer que las clásicas hallullas, marraquetas y dobladas. El radio de búsqueda: desde Tobalaba hasta Av. Italia, pasando por Av. Providencia, algo de Pocuro, El Bosque y Bilbao, todo tenía que recorrerse caminando.El resultado es lo que aquí les cuento.

11:00 am metro Los Leones, sin un plan pre definido partimos  hacia Manuel Montt rumbo a Dulce Vida, una cafetería donde ofrecían panes artesanales. El primer intento fue fallido, había cerrado. Sin desanimarnos seguimos nuestro camino y nos encontramos con Había una vez pastelería coreana donde si bien no encontramos lo que buscábamos, creo que es interesante de conocer, hay panes de plátano, bollos de todo tipo, macarons, galletas y varias delicias más, con precios adecuados. Seguimos hacia Pocuro a Serendipity, un pequeño bistró de barrio donde el dueño hacía clases de pan, “hacía”… también ha cerrado.

Al parecer la suerte no estaba de nuestro lado, pero eso no nos haría darnos por vencidos, retomamos el paso y nos topamos con Mil Maravillas donde maravillosamente pudimos degustar los primeros panes. La experiencia muy buena, baguettes, pan de campo, integrales y otros más, nos deleitaron en su terraza de invierno.

Continuamos hacia Tobalaba con Bilbao por un dato que nos habían dado y nos encontramos con Dulce Pecado, cafetería con un ambiente acogedor, donde caí en la tentación con un queque de zanahorias y unos mini alfajores riquísimos. Vale la pena mencionar que vendían dos originales propuestas de chocolate; unos con flores de bach y otros con diseños del kamasutra. La panadería que buscábamos solo tenía los panes clásicos por lo que seguimos de largo.

En nuestro camino apareció Los Ciervos, una rotisería bastante peculiar que ofrecía desde paella hecha en el momento hasta ostras. Y como “a falta de pan, buenas son las ostras” no dejamos pasar la oportunidad y degustamos un par ($200 la unidad aprox.), estaban riquísimas, te las abrían al momento y te pasaban limón. Así de simple, así de sabroso.

Retomamos el andar hasta Av. Italia, pero nada nos convencía y el destino me puso enfrente unos mini empolvados que estaban dando en degustación. Creo que son los mejores que he comido en mi vida, esponjosos con el manjar perfecto, mojaditos ufff, no me resistí, entré y me compre uno ($800), si van por el barrio no dejen de probarlos en La Tranquera.

El día termino en La Jardín, donde comimos un pan de campo con fondue de queso (S4.800) el que vuelvo a recomendar.

Admito que no nos fue tan bien buscando panes por Providencia, pero les quiero compartir mi más preciado dato sobre este alimento. Istvan, panadero artesanal de alma, quien desde hace un tiempo ha estado experimentando nuevos sabores de pan en su pequeño taller y lo mejor es que vende a pedido, el brioche relleno de rúcula y gruyére, es un imperdible.

¿Dónde?

Había una vez: Av. 11 de Septiembre 1947, Local 105, Metro Pedro de Valdivia, Providencia.

Rotisería Los Ciervos: Av. Tobalaba 2113, Providencia.

La Tranquera: Av. Italia 1294, Providencia.

Dulce Pecado: Av. Pocuro 3095, Providencia.

Mil Maravillas: Republica de Cuba 1536, Providencia.

IstvanMolnarBadrie: pedidos al 06-6144571 / molbakkerij@gmail.com

 

En Twitter: @comoyexisto

Comentarios

comentarios