Indiscutiblemente es el “Asian Town” de Santiago, conocido como el barrio de ropa a bajos precios donde se encuentran las últimas tendencias de la moda madein china y  una que otra tienda de diseño más independiente.

Estoy casi segura de que toda mujer ha ido alguna vez y quizás los hombres también (de acompañante o comprador) pero no estoy segura de que se hayan atrevido a probar los increíbles sabores que por allí se ofrecen y que realmente son un imperdible.
Como hace mucho tiempo no me disponía a visitar este lugar, la semana pasada decidí dar un paseo para ver con que sabores me encontraba… BOR

En los supermercados asiáticos uno de los productos que encontré (congelado) y que no es nada de fácil de hacer, es el Edamame, pequeñas vainas inmaduras de poroto de soja típicas de Japón, China y Corea, muy saludables y sabrosas.  Son una real delicia y basta cocerlas en agua o al vapor y aliñarlas con mucha sal, generalmente se sirven con la vaina pero ésta no se come, si no que se succionan los porotos ($4.800 la bolsa grande).

Wp-Ej-450Arroz con aroma a jazmín, mi favorito, especial para acompañar un curry de pollo o camarones, o lo que se quiera ($2.500 el kilo), té verde con jazmín ($2.000), salsas de todo tipo; de ostras, soya, picantes, agridulces, curry rojo, verde y amarillo (desde $1.800), tofu fresco ($1.300 el bloque) entre otros. Si no los conocen, ¡es tiempo de hacerlo!

Otra sorpresa fue Sherezade, picada remodelada hace poco tiempo, ahora está más amplia y de aspecto más limpio. Allí me tenté con un Falafel en “taco” al estilo árabe. Luego, unas croquetas de garbanzo, lechuga, cebolla, tomate y salsa laban a base de yogurt, envuelto en una gran tortilla árabe.Estaba exquisito, fresco, natural y vegetariano! Sinceramente hace mucho tiempo que no disfrutaba tanto de un almuerzo tan “simple”.
Si bien el lugar es para comer de pasada, vale la pena probar sus kebabs y falafel ($2.850, Río de Janeiro 370).

Wp-Falafel-450De postre y como de costumbre, fui en busca de un Swara, pastelillo árabe de Al Mustafá, dulce, empalagoso y de masa húmedamente fresca, recién salido del horno. (Desde $250, Rio de Janeiro 405).

Otros lugares destacables, son la pastelería Había una vez, que al más puro estilo coreano sorprende con propuestas dulces, lindas, sabrosas y diferentes, entre ellas el queque de té verde o la masa de arroz con dulce de poroto rojo, y alguna que otra felicidad francesa como los afamados macarones (que están a la moda).

Wp-Habia-450El Hae un dae, BBQ coreano o parrillada coreana, que se destaca por sus carnes cocinadas en una especie de plancha bracero que llevan a la mesa, con salsas agridulces, tortillas semi crudas típicas del país, kimchi plato de repollo fermentado de sabor especial y adictivo.(Rio de Janeiro 248)

Espero que se animen a conocer este lado S, y si lo hacen me cuentan como les va.

Comentarios

comentarios