Las hay de muchas formas, tamaños y colores, pero la gran diferencia entre todas ellas es principalmente de qué material están hechas: cerámica, porcelana, arcilla, hierro fundido, con filtro y sin filtro. Unas ideales para tés negros, otras para tés verdes, pero ¿cómo saber cuál es la tetera correcta? La experiencia me dice que una no basta y que nunca se pueden tener suficientes, cada una será nuestra aliada a la hora de preparar nuestro té de la mejor manera, porque es un hecho de que existe una tetera para cada té.

A pesar de los cinco mil años de historia que tiene el té, la forma en que nosotros lo disfrutamos en la actualidad por medio de la infusión de sus hojas, tiene alrededor de 500 años de historia, y junto con esa forma de consumir el té apareció mi mejor amiga, la tetera. A lo largo del tiempo han aparecido diversos materiales y técnicas para elaborar el instrumento más importante de la preparación del té y es que así como el té se ha dedicado a viajar por el mundo arraigándose a distintas culturas, cada una de esas culturas ha sabido hacer su aporte a la preparación del té y por qué no, a través de la tetera.

Para los que querían saber cuál era la mejor tetera aquí tenemos la respuesta:

Wp-que-tetera-elegir-450-3

Cerámica y porcelana: de características similares, pero de calidades muy diferentes. La primera es la más común y fácil de conseguir, mientras que la segunda se ganó su fama y reputación de mano de los chinos, convirtiéndose en un símbolo de elegancia y prestigio en la Europa de antaño. La gran diferencia entre ambas radica en la calidad de la arcilla utilizada y las temperaturas a las que se cuecen.

Ambas absorben y mantienen bien el calor, por lo que recuerden siempre pre calentarlas antes de preparar el té. Ya que conservan el té tan bien, son ideales para tés negros e infusiones que justamente requieren de esas altas temperaturas para poder expresarse correctamente.

Wp-tetera-de-vidrio-450

Vidrio: ver como el agua cambia lentamente de color y como el té se va infusionando es todo un espectáculo. Técnicamente el material que se utiliza en las hermosas teteras de vidrio es conocido como borosilicato, mucho más resistente que el vidrio común y nos permite aplicar agua a altas temperaturas sin romperse. A diferencia de la cerámica, el vidrio no conserva tan bien la temperatura, lo que lo hace ideal para la preparación de tés que efectivamente no requieren de esas altas temperaturas, como tés blancos y verdes.

Si les gustan los tés que florecen, ésta es la elección correcta. Ni lo intenten en una de cerámica ya que se perderán todo el show.

Wp-que-tetera-elegir-450

Arcilla: a orillas del lago Tai en la provincia de Jiangsu en China, existe un pequeño pueblo que ha alcanzado fama mundial en el mundo del té por su popular arcilla morada y las manos de sus artesanos expertos, que más que teteras logran crear verdaderas obras de artes. Las teteras de arcilla de Yixing absorben y conservan los aromas y sabores del té debido a su porosidad, por lo que debe utilizarse una tetera por cada tipo de té. Tradicionalmente utilizadas en el gong fu cha, la ceremonia de té china, estas teteras permiten que tés como los oolongs o los tés rojos se luzcan.

Hierro Fundido: estas teteras nos hacen pensar de inmediato en geishas, ceremonias de té, sushi y cuanta cosa nos recuerde a Japón. Tradicionalmente fueron utilizadas para calentar el agua, pero cuando en Japón comenzó a infusionarse el té, estas teteras fueron rescatadas. El hierro se oxida, por lo que estas teteras una vez fabricadas son esmaltadas por dentro, así evitamos que el té se vea afectado. Si bien son teteras que conservan mucho el calor, tradicionalmente han sido utilizadas para los clásicos tés verdes japoneses, sencha, bancha, hojicha, entre otros. Quedan espectaculares en este tipo de teteras.

Otras cosas importantes a la hora de escoger nuestra tetera es si tiene o no tiene filtro, recordemos que la forma clásica de preparar el té en occidente es retirando las hebras después del periodo de infusión. De no tener filtro será necesario utilizar filtros de papel para que nuestro té quede correctamente. Además del filtro, hay que tener cuidado con que éste no permita que las hebras se escapen a través de los agujeros, mientras más fina sea la graduación mucho mejor.

Como pueden ver cada tetera saca a relucir de mejor forma algún té. Esto no impide que se pueda preparar un té negro en una tetera de vidrio o un blanco en una de cerámica, al final de cuentas, es mera cuestión de gusto, comodidad y estilo. Probablemente ustedes ya tienen su tetera, sea de vidrio o de cerámica e incluso de arcilla, pero está claro que para un amante del té, teteras, nunca tendremos suficientes.

Comentarios

comentarios