Probar sabores desconocidos y preparaciones poco usuales es parte del encanto de comer fuera, algo que hago cada vez con más frecuencia. Sin embargo, comer puertas adentro, en un espacio íntimo, con sabores que evocan recuerdos es lo que más me gusta de comer en mi casa.

Suelo probar lugares con frecuencia y así es como agrego casi todas las semanas, al menos un nuevo plato a mi lista de favoritos, sin embargo nada ha podido destronar a mi número uno de todos los tiempo: la receta familiar del charquicán con huevo.

Ha pasado por pruebas difíciles pero aún así sigue coronado. Siempre desafiado pero nunca igualado, mi charquicán ha competido con comidas de todos los continentes pero la pelea más dura siempre ha sido con sus pares nacionales. Su último round fue la semana pasada contra un tomaticán en el restaurant Pipeño, Mesa Chilena.

Wp-pp-2

Ubicado en la comuna de Providencia y creado con sofisticación y picardía, Pipeño se ha convertido es un especialista cuando se trata de un buen tomaticán y otros platos de nuestra mesa criolla.

Su concepto de comida casera gourmet recibe a patriotas de todas las edades con una panera con ricas sopaipillas en miniatura y pebre. A través de una robusta carta de platos típicos con carnes, pescados y un coqueto pastel de choclo de la casa, además de postres de antología entre lis que están su mousse de manjar con chocolate, el helado de frutos del bosque y los calzones rotos, Pipeño impresiona a turistas, incrédulos y mañosos de todos los tipos.

Wp-Piepe-20

En esta oportunidad la contienda fue difícil, ambos platos quedaron muy afectados. La versión renovada de este ajiaco que me sorprendió gratamente, tenía abundantes trozos de pollo y un reconfortante caldo que podría noquear al peor día de frío. Hasta este punto, mi receta casi perdía la batalla. Sin embargo, el charquicán logró reponerse del tercer asalto cuando recordé la maravillosa combinación del guiso con el huevo y las cebollas en escabeche de mi abuela, en otras palabras, recordé el sabor imbatible del amor. K.O a mi favor.

Precio promedio por persona: $15.000
Dirección: General Flores 39, Providencia.
Instagram: @pipenorest

Comentarios

comentarios