Siendo el té la segunda bebida más consumida a nivel mundial después del agua, y la primera bebida caliente en Chile, este brebaje que tiene mucho de espiritual, también está lleno de números y más números.

Al año se producen a nivel mundial 4,68 millones de toneladas de té en más de 50 países. Entre los líderes indiscutibles está China con más de un 30% de la producción e India que ronda el 25%, ambos con un gran consumo interno de té, a diferencia de los dos que le siguen en el ranking, Kenia y Sri Lanka, con cifras cercanas al 9% y que se especializan en la exportación del té que manufacturan.

Wp-graficos-450

Curiosamente Kenia posee menor cantidad de hectáreas plantadas que Sri Lanka, pero su producción es mayor, debido a la alto rendimiento de sus plantaciones, hecho que por lo general va en detrimento de la calidad de este té, debido a que las producciones son constantes a lo largo del año, sin darle tiempo a la planta para descansar.

Siendo después del agua, la bebida favorita por excelencia, los más grandes consumidores de té se encuentran curiosamente en las zonas de altas temperaturas de los países árabes, el norte de África y países que vinculamos clásicamente al mundo del té como Reino Unido.

Wp-british-tea-450

Algo que no debería extrañar a aquellos que siguen la nueva tendencia en telenovelas es que la lista de consumidores la lidera por mucho Turquía, con más de 3 kilos al año por persona. Curiosamente en el tercer lugar tenemos al Reino Unido. Si bien Inglaterra fue en algún momento un gran productor de té cuando tenía sus colonias en India y África, hoy en día –a pesar de no producir su propio té– no ha dejado esta tradición de lado. A pesar de esto, es Irlanda el mayor consumidor de Europa y quien ocupa la segunda posición.

Cuando alguien piensa en té, es imposible no pensar en China, y es raro que sabiendo que los chinos toman tanto té, no lideren y ni si quiera estén dentro de los top ten de los grandes consumidores, con 556 gramos per cápita se encuentran en el lugar número 19, pero eso tiene una explicación muy lógica. El consumo de té se mide en kilos, no en litros. Los chinos tienen una cultura de té que va más allá que la de cualquier país occidental, en donde estamos acostumbrados a tomar tés principalmente negros y de bajas calidades. Mientras que en China, se esmeran por infusionar las mejores hojas de tés verdes, rojos y oolongs. La alta calidad de estos tés permite obtener múltiples infusiones, por lo que con tan solo dos gramos podrían llegar perfectamente a tomarse un litro de té. Esto debido a la mayor calidad del té que consumen.

Wp-te-en-hojas-450

En el caso de Chile, nos quedamos en el puesto número 14 del ranking, y en el primer lugar de todo el continente americano, con un consumo de 770 gramos por persona al año. Podríamos decir que cada chileno se toma por lo menos una taza de té al día. Es un hecho que nuestro consumo está lejos de ser tan sofisticado como el de China, pero lentamente está mejorando. Mientras hace algunos años el 90% del té que se consumía era principalmente té en bolsita (negro de las 3 marcas más tradicionales), hoy en día es un 85%. Cada vez nuestro paladar se está volviendo más exigente y estamos mejorando la calidad de nuestro consumo.

Dentro de la región somos sin duda los líderes. Nuestros vecinos disfrutan del mate, la hoja de coca y el café, nosotros nos quedamos con el té. De hecho, somos el único país Sudamericano donde el consumo de té supera al del café y donde las 365 tazas de té al año compiten contra las 10 que se toman en Perú y las 8 que se toman en Brasil.

Si poseen una velocidad lectora promedio, probablemente se habrán demorado unos 3 minutos en leer este artículo, tiempo durante el cual en Chile ya se tomaron 36.720 tazas de té. Y ustedes, ¿ya se tomaron la suya?

Comentarios

comentarios