Cuando pensamos en los cientos de millones de personas que viven en China, es difícil imaginarse que pueda existir, dentro de una ciudad, un lugar en donde podemos caminar con tranquilidad y sin tropezarnos con prácticamente nadie, y es que no les voy a mentir, los mercados de té en China no suelen ser los lugares más concurridos y populares. Por lo general suelen estar bastante vacíos, lo que es ideal, ya que los dueños de cada tienda nos podrán dedicar todo el tiempo del mundo, mostrándonos sus mejores tés y enseñándonos de apreciación y calidades.

Al poner pie en un mercado de té, basta con cerrar los ojos y respirar profundamente para sentir la presencia de éste, que impregna cada rincón del edificio. Sí, leyeron bien, edificio, porque contrario a lo que se pueden llegar a imaginar de un mercado tradicional, los mercados de té en China son verdaderos “malls”, complejos que muchas veces incluyen más de una torre de 3 ó 4 pisos, en donde cada tienda está dedicada única y exclusivamente al té y a todo lo que complementa esta bebida.

wp-mercadote02-450

Al igual que en el mundo del vino existen grandes y famosas regiones productoras, en un mercado de té encontramos representantes de todo China, luciéndose con sus mejores exponentes. Tiendas especializadas en los tés negros y rojos de Yunnan, como el Dian hong y el Pu erh; otras provenientes de la mayor región productora de té de China, Fujian, mostrando los famosos blancos de Fuding, el oolong más famoso de China, el Tieguanyin de Anxi y aquel de las montañas del Fénix en Cantón. Si de verdes se trata, regiones como Zhejiang y Jiangsu nos cautivan con la delicadeza del Long Jing y el Bilouchun, respectivamente, variedades que se pelean el 1er lugar del mejor té verde del país de la muralla, entre muchas otras que se encargan de asegurarnos de que China sigue siendo el principal país productor de té del mundo.

Sin duda cada tienda es una experiencia, pero aquellas en donde se vende té son unas de las más entretenidas. Siempre encontraremos un anfitrión o anfitriona que nos invitará a probar su té, pero no se imaginen la típica tetera y la taza. En China la preparación es toda una ceremonia, un arte y en un mercado de té lo podremos apreciar en cada tienda, claro que en algunos lugares con más destreza que en otros. El té se prepara en pequeñas teteras o gaiwanes y se sirve en pequeños cuencos. Se pone una gran cantidad de hojas en las teteras y se deja infusionar por tan sólo algunos segundos, pero repetidas veces; este estilo de preparación es conocido como gong fu cha.

Por lo general el anfitrión nos trata de cautivar con sus mejores tés, muchas veces comparando las distintas calidades de una misma variedad, pudiendo percibir claramente las diferencias en intensidad, persistencia y notas que nos deja cada uno. Después de probar todos los que queramos, no es obligación comprar, pero es el mínimo gesto que se espera por tal muestra de hospitalidad.

wp-mercadote03-450

Si seguimos recorriendo las más de 3.000 tiendas que podemos encontrar en el Mercado de Fengcon, en Guangzhou, podemos pasar horas, viendo pequeñas teteras de arcilla yixing, accesorios para la preparación, cuencos, cerámicas de todos los estilos, teteras de hierro, decoraciones para las casas de té, mesas y bandejas de ceremonia, en fin, un amante del té podría perderse por horas e incluso días. En mi caso, después de 3 visitas al mercado de Cantón, aún seguía encontrando nuevas sorpresas.

Los mercados de té en China los podemos encontrar en muchas ciudades, principalmente en aquellas que son productoras de té. Es un lugar donde convergen todos los representantes de este mundo, una experiencia realmente maravillosa que los dejará sin aliento, les prometo que recordarán ese aroma y sabor del té por el resto de sus vidas, definitivamente un must do en la vida de todo amante de esta bebida.

Comentarios

comentarios