“He soñado que choca la camioneta que lleva los postres”.
Sería tal vez una de las peores cosas que le pudieran ocurrir en su trabajo. Porque si hay algo que caracteriza los eventos de Juan Pablo Johson (27), son precisamente los postres.

Así se inició hace dos años, justo después de hacerse cargo del restaurant de la Casa`86. Le pidieron organizar una comida y puso el ecento en los postres.

“Esa era la principal debilidad de los banqueteros de aquí. Todos ofrecían tortas. El , en cambio, propone 26 variedades y las cambia año a año, porque se los copian. Lo habitual: servir 12 postres distintos, de los cuales los invitados prueban ¡ocho! en promedio.
Otro aspecto que lo destaca es que ha incursionado en lo que él llama la “nouvelle cuisine chilena!. Es decir, platos nada contundentes, pero que van dirigidos a impactar la vista. Y si parece que sus platos fueran poco abundantes, afirma, se debe a que utiliza una vajilla más grande para lograr una mejor decoración.”Me gusta que los invitados queden bien, pero no repletos”.

JuanPablo450-OkPor eso diseñó 12 menús distintos de sofisticada preparación y exótica decoración (como pequeñas peceras con peces en las bandejas de canapés de caviar, langosta o salmón).

Por último, reconoce que el 50% de su éxito radica en sus mozos. Tiene una lista de 120 jóvenes universitarios, todos pintones y cuya única función es servir las mesas.
Para tal efecto -y dependiendo de lo que quiera el cliente-usarán smoking o simpáticos conjuntos de delantales rayados estilo principios de siglo, con humitas amarillas o rosadas, y camisas en el tono.